Innovación de inteligencia artificial brinda esperanza en la detección temprana del cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas, el que se convertirá en la segunda causa principal de muerte en los Estados Unidos para 2030 según estimaciones, tiene un pronóstico sombrío: casi el 70% de los pacientes enfrentan la mortalidad dentro de un año después del diagnóstico.

Por desgracia, el 40% de los casos de cáncer de páncreas pequeño eluden la detección mediante tomografías computarizadas (TC) hasta que han avanzado a una etapa en la que son incurables.

En un avance reciente, investigadores del Centro Oncológico Integral de Mayo Clinic utilizaron el conjunto de datos de imágenes más extenso del mundo para desarrollar un modelo de inteligencia artificial (IA) versátil, que ha demostrado potencial para la detección autónoma del cáncer de páncreas en TC estándar cuando la intervención quirúrgica aún puede prometer una cura.

“Aquí es donde el estudio surge como un rayo de esperanza”, resalta el Dr. Ajit H. Goenka, radiólogo de Mayo Clinic e investigador principal y autor correspondiente. “Aborda el desafío de la última etapa: detectar el cáncer en una etapa en la que esté incluso lejos del alcance de los expertos”, plantea.

Modelo IA de alta precisión

El grupo desarrolló un modelo de IA de alta precisión, entrenado con el conjunto de datos de TC más grande (más de 3.000 pacientes) y diverso, para la detección completamente automatizada del cáncer, incluidos los tumores pequeños y difíciles de detectar.

Publicado en Gastroenterology, la revista de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología, el estudio no sólo emplea como base el trabajo reciente del grupo sobre los modelos de detección temprana basados en la radiómica, sino que también subraya la posición de Mayo Clinic como un modelo de innovación en soluciones de atención médica de IA.

Lo más importante es que el modelo podría detectar el cáncer imperceptible a la vista en páncreas de apariencia normal a partir de imágenes de TC previas al diagnóstico (es decir, aquellas obtenidas entre tres y 36 meses antes del diagnóstico clínico) en una etapa considerablemente temprana (una mediana de 438 días) antes del diagnóstico clínico.

“Estos hallazgos sugieren que la IA tiene el potencial de detectar casos de cáncer oculto en personas asintomáticas, lo que permite el tratamiento quirúrgico en una etapa en la que aún es posible lograr una cura”, señala el Dr. Goenka.

“Estamos sólo en el comienzo, pero estamos preparados para abordar los desafíos de la detección temprana del cáncer, aprovechando las capacidades de la IA y la obtención de imágenes moleculares de próxima generación junto con biomarcadores complementarios”, agregó.

Mayo Clinic ya inició las medidas para obtener la validación clínica y los modelos se están sometiendo a procesos reglamentarios. Con el respaldo del Centro Oncológico Integral, el equipo está preparado para llevar a cabo ensayos de detección prospectivos financiados por benefactores. Los conocimientos de estos ensayos perfeccionarán y reforzarán la eficacia práctica de su enfoque innovador.

Compartir este artículo

Artículos relacionados