Estudio sugiere que adultos con TDAH tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia

Según un estudio de la Universidad de Rutgers, Estados Unidos, los adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen casi tres veces más probabilidades de desarrollar demencia que quienes no lo padecen.

El estudio, del que es coautor Michal Schnaider Beeri, director del Centro de Investigación del Alzheimer Herbert; y Jacqueline Krieger Klein, en el Rutgers Brain Health Institute (BHI), se publicó en JAMA Network Open.

Los investigadores siguieron a más de 100.000 adultos mayores en Israel durante 17 años para examinar si los adultos con TDAH tienen un mayor riesgo de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer.

Aunque más del 3% de la población adulta en los Estados Unidos tiene TDAH, existen investigaciones limitadas sobre este grupo.

“Al determinar si los adultos con TDAH tienen un mayor riesgo de demencia y si los medicamentos y/o los cambios en el estilo de vida pueden afectar los riesgos, los resultados de esta investigación se pueden utilizar para informar mejor a los cuidadores y médicos”, afirmó Beeri, catedrático de Krieger Klein en Investigación sobre neurodegeneración en BHI e integrante del cuerpo docente del Instituto Rutgers de Salud, Políticas de Atención Médica e Investigación sobre el Envejecimiento.

Riesgo significativamente mayor

Utilizando datos de un estudio de cohorte nacional de más de 100.000 personas que fueron seguidas entre 2003 y 2020, los investigadores analizaron a aquellos con y sin TDAH y la aparición de demencia entre los grupos a medida que envejecían.

Los investigadores encontraron que la presencia de TDAH en adultos se asociaba con un riesgo significativamente mayor de demencia, incluso cuando se tenían en cuenta otros factores de riesgo de demencia, como las enfermedades cardiovasculares.

El TDAH en adultos puede materializarse como un proceso neurológico que reduce su capacidad para compensar los efectos del deterioro cognitivo más adelante en la vida, dijeron los investigadores.

“Los médicos, clínicos y cuidadores que trabajan con adultos mayores deben controlar los síntomas del TDAH y los medicamentos asociados”, afirmó Abraham Reichenberg, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai y autor principal del estudio.

“Los síntomas de déficit de atención e hiperactividad en la vejez no deben ignorarse y deben discutirse con los médicos”, afirmó Stephen Levine, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Haifa.

Además, la investigación sugiere que el tratamiento del TDAH que incorpora psicoestimulantes puede ayudar a reducir el riesgo de demencia en adultos, ya que se sabe que los psicoestimulantes modifican la trayectoria del deterioro cognitivo.

Pero los investigadores dijeron que los estudios futuros deberían examinar con más detalle el impacto de los medicamentos en pacientes con TDAH y cómo podrían afectar el riesgo.

Compartir este artículo

Artículos relacionados