Cómo evitar lesiones al momento de iniciar o retomar el ejercicio

Quedó atrás el invierno, las agradables temperaturas típicas de la primavera empiezan a llegar y el verano cada vez se ve más cerca. Por lo mismo, son muchas las personas que ven en esta época la oportunidad para retomar la actividad física pensando en el periodo de vacaciones, playas y piscinas que se avecina. Pero si se ha alejado por mucho tiempo del ejercicio, es importante tomar algunas precauciones para evitar lesiones.

“Esta transición desde un estilo de vida sedentario a un nivel más activo puede aumentar el riesgo de lesiones”, explica el doctor Cristóbal Díaz, traumatólogo de la Clínica Núcleo Salud, quien aconseja siempre consultar con un profesional o fisioterapeuta antes de partir con programas de ejercicios.

Coincide con esta mirada Víctor Muñoz, de Sportlife, quien asegura que “evaluarse y asesorarse con un profesional del área de la salud y actividad física no sólo disminuye el riesgo de lesiones, sino que también puede ayudar a que los resultados sean los deseados”.

Esguinces y distensiones

Las principales lesiones que se dan en los gimnasios por falta de entrenamiento tienen que ver con estrés por exceder el límite de fuerzas o de flexibilidad de los usuarios.

Por ejemplo, los esguinces y distensiones que son frecuentes cuando se trabaja con cargas pesadas; y las tendinopatías, que provienen por lo general cuando hay un aumento repentino en la intensidad o frecuencia de los ejercicios. Algunas más graves pueden ser lumbago y fracturas.

Para evitar todos estos inconvenientes, los especialistas deportivos entregan una serie de sugerencias:

Calentamiento: “Esto es fundamental antes de comenzar cualquier clase de ejercicio. Hay que incluir ejercicios de estiramientos y movilidad para preparar los músculos y articulaciones para que al momento de mayor impacto estemos preparados y no exponernos a lesiones”, asegura el traumatólogo Cristóbal Díaz.

Progresión gradual: “Aumentar la intensidad y la duración de forma paulatina, sobre todo no intentar usar cargas elevadas o realizar ejercicios de mucha dificultad, si es que estamos comenzando o retomando el ejercicio físico”, recomienda Víctor Muñoz.

No saltarse el descanso: Este es un error común que cometen muchos usuarios que quieren alcanzar rápidamente sus objetivos. Pero los especialistas aseguran que el descanso es crucial para permitir que el cuerpo se recupere. De hecho, el consejo es no entrenar todos los días para que los músculos tengan tiempo para recuperarse.

En todos los casos la recomendación también es poner mucha atención en la técnica para realizar el ejercicio, ya que una correcta ejecución reduce el riesgo de lesiones y accidentes. Además, siempre evaluar cualquier condición médica preexistente y recibir orientación sobre el nivel de intensidad apropiado.

Compartir este artículo

Artículos relacionados