Crioterapia capilar: el tratamiento que evita uno de los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia es uno de los tratamientos más eficaces para eliminar las células cancerosas, sin embargo, uno de los efectos visibles es la pérdida de cabello, y en algunos casos, la calvicie total.

Para la Dra. Saranya Chumsri, oncóloga de Mayo Clinic, “aunque perder el cabello parezca un sacrificio pequeño para evitar que el cáncer reaparezca, no deja de ser un efecto secundario difícil de aceptar. La calvicie no solamente puede repercutir sobre la autoimagen, sino también ser un constante recordatorio del diagnóstico de cáncer”.

La crioterapia capilar es un tratamiento preventivo en el que se aplica frío al cuero cabelludo, normalmente a través de un gorro conectado a una máquina. El llamado “gorro hipotérmico” tiene un líquido frío circulando que mantiene su temperatura en alrededor de 0 grados Celsius.

La profesional comenta que antes se solía enfriar el cuero cabelludo durante la quimioterapia con compresas frías o con gorros mantenidos en hielo seco que debían cambiarse frecuentemente para conservar baja la temperatura.

En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos autorizó un nuevo tipo de gorro hipotérmico para reducir la caída del cabello en las personas que reciben quimioterapia.

Efectos secundarios menores

La Dra. Chumsri señala que un estudio reciente examinó los efectos de los nuevos gorros hipotérmicos en mujeres que recibían quimioterapia para cáncer de mama en etapa inicial. De todas las que usaron constantemente el gorro enfriado a 0 grados por 30 minutos antes de la quimioterapia, durante toda la sesión de la quimioterapia, y por 90 a 120 minutos después, el 66% perdió la mitad del cabello o menos.

Ese resultado, añadió la experta, se comparó frente a otro grupo que también recibió quimioterapia, pero no usó los gorros. Todas esas pacientes perdieron más de la mitad del cabello.

Dicha investigación, además observó varios efectos secundarios menores, tales como escalofríos, dolores de cabeza, irritación del cuero cabelludo y molestias en el cuello y los hombros. De las más de 100 mujeres del grupo con gorros hipotérmicos, solo tres dejaron de usarlo durante el estudio debido a que les producía demasiado frío.

Tipos de cáncer

Un artículo del Hospital Clínic Barcelona, explica que la crioterapia capilar es un tratamiento preventivo que ha demostrado ser eficaz en la prevención de la pérdida de cabello debida a la quimioterapia, mejorando la calidad de vida de las personas con cáncer, reduciendo su malestar y contribuyendo a una mejor convivencia con la enfermedad.

La publicación advierte y aclara que este tratamiento “no se ofrece en todos los tipos de cáncer, solo en un tipo muy concreto de pacientes que son aquellos que indican las guías internacionales”.

Según la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, aún “quedan algunas preguntas por responder en lo que respecta a la seguridad de la hipotermia del cuero cabelludo”.

La organización expone que “a algunos médicos les preocupa que el frío pueda evitar que la quimioterapia llegue a algunas células cancerosas que pudieron haberse desviado hacia el cuero cabelludo”.

En las personas que han utilizado la hipotermia del cuero cabelludo, no se ha reportado este escenario. No obstante, los especialistas destacan que “es necesario que se ha realicen más estudios para responder a las interrogantes relacionadas con la seguridad a largo plazo”.

Compartir este artículo

Artículos relacionados