La ciencia también tiene su lugar en los Juegos Panamericanos 2023

Mientras los atletas de alto rendimiento depositan todas sus energías en la búsqueda de la preciada medalla de oro en los Juegos Panamericanos 2023, los profesionales de ciencias aplicadas al deporte tendrán su propia labor relacionada con rendimiento y seguridad deportiva.

El académico de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) y coordinador del Laboratorio de Biomecánica Deportiva de la Unidad de Ciencias Aplicadas al Deporte del IND, Esteban Aedo, realizará un estudio para valorar la conmoción cerebral en deportes de combate.

La medición se hará obre la base de una escala confeccionada con investigadores brasileños de orden mundial, el Dr. Ciro Brito y Dra. Bianca Miarka, dentro de un proyecto de investigación de postgrado.

La conmoción cerebral es una lesión traumática cerebral inducida por fuerzas biomecánicas y las disciplinas estudiadas en Santiago 2023 serán el judo, karate, boxeo, taekwondo, lucha olímpica y esgrima.

“Desde ya en los vestuarios de los recintos donde tengan lugar estas competencias hemos instalado códigos QR, para que los deportistas informen al ingreso como a la salida de sus competencias”, informó el también doctor en ciencias de la motricidad humana.

La escala busca valorar, a partir de un golpe o también de una caída, las funciones ejecutivas del deportista, como pueden ser la rápida respuesta o el habla mantenida.

“Son las funciones del diario vivir. Por ejemplo, los atletas de combate pueden golpearse la cabeza, lo que se puede traducir en una conmoción. En deportes donde el contacto es aún mayor, como el boxeo, esto podría ser aún más recurrente, aunque las federaciones toman todos los resguardos para minimizar estos episodios. Un retorno prematuro al entrenamiento, puede agravar los déficits cognitivos. La evaluación de la cognición es fundamental para los procesos de planificación y ejecución de las acciones de los luchadores”, precisa.

Medidas preventivas

La escala ya fue validada en atletas amateurs y ahora se hará con deportistas de élite. Aedo espera que 300 de ellos contesten las encuestas, lo que representaría el 20% de los atletas de las disciplinas involucradas.

“El resultado de este trabajo permitirá a los técnicos y profesionales médicos tomar medidas preventivas, entre ellas, que el deportista no vuelva a entrenar inmediatamente o derivarlo oportunamente para que médicos especialistas en medicina del deporte realicen un diagnóstico más certero”, explica el investigador de la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, Deporte y Salud de la Usach.

Con esta encuesta validada desde el alto rendimiento, se sumará un punto de seguridad a la práctica deportiva en estas disciplinas.

“En términos médicos es complejo prevenir lesiones con certeza absoluta. Lo que pretendemos es que el atleta tenga un perfil deportivo de su especialidad, pero también conozca cuánto debe desarrollar para ser competitivo, pero con seguridad a través de indicadores claves para su rendimiento”, plantea el académico.

Compartir este artículo

Artículos relacionados