Estudio demuestra que los nacimientos prematuros se asocian a una mayor tasa de TDAH

Los bebés nacidos antes de las 39 semanas tienen mayores probabilidades de presentar síntomas asociados al trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), según un estudio publicado en la revista Journal of Pediatrics.

Este trastorno, que se manifiesta en la infancia con síntomas de hiperactividad, impulsividad o falta de atención, afecta a más del 6% de los niños en edad escolar a nivel mundial.

La investigación analizó datos de mil 400 niños y se halló que los nacidos entre las 37 y 38 semanas tenían puntuaciones significativamente más altas en los síntomas de TDAH que nacidos entre las 39 y 41 semanas.

La explicación de este hallazgo es el desarrollo cerebral que ocurre durante estas semanas de embarazo, ya que se produce un crecimiento significativo en distintos tipos de células cerebrales entre las 34 y las 40 semanas de gestación.

Los bebés nacidos a término probablemente se benefician de una o dos semanas adicionales de desarrollo cerebral intrauterino, en comparación con los nacidos antes de las 40 semanas.

Entorno educativo

Los investigadores aseguran que este es el primer estudio en incluir informes de los profesores, que junto con los de los padres y madres y las evaluaciones de los médicos, proporcionan información muy valiosa para el diagnóstico del TDAH.

Los síntomas reportados por la madre generalmente reflejan comportamientos en casa o en grupos familiares reducidos. Sin embargo, los obtenidos por los profesores reflejan conductas en un entorno educativo con un gran número de niños.

Los datos entregados por el estudio se añaden a la evidencia que apoya las recomendaciones de retrasar los partos electivos al menos a las 39 semanas. También sugiere que se realicen pruebas de los síntomas del TDAH a los bebés nacidos entre las 37 y las 38 semanas.

Compartir este artículo

Artículos relacionados