Noviembre azul: mes de la sensibilización sobre el cáncer de próstata

Tras la pandemia, muchos hombres que ya eran reacios a los chequeos preventivos dejaron de acudir a los especialistas. Dentro de las consecuencias de esta conducta está un aumento en el diagnóstico del cáncer de próstata.

En todo el mundo, se calcula que a unos 1,4 millones personas se les diagnosticó esta patología en 2020, siendo el cuarto cáncer que más se diagnostica a nivel planetario. Por ello, noviembre se estableció como el mes azul para la sensibilización sobre el cáncer de próstata, mientras que el día de conmemoración a nivel global es el 17.

En Chile, 13 de cada 100 hombres tienen cáncer de próstata y tres mueren por esta causa diariamente. Si bien no hay muchas formas de prevenirlo, es importante el chequeo desde los 40 años.

El Dr. Gianfranco Innocenti, urólogo de la Clínica Biobío, señala que “tanto en Chile como en el resto de los países, el cáncer de próstata ha ido en aumento. Actualmente es el más prevalente en el mundo, y el número uno en hombres sobre 50 años, pero en general es poco mortal, es el sexto en mortalidad y en contraparte es el número uno en prevalencia.”

La próstata es una glándula que tiene forma de nuez y se ubica debajo de la vejiga, delante del recto. Su tamaño va variando progresivamente con la edad, en caso de que crezca mucho, puede llegar a causar problemas como este tipo de patología.

El urólogo de la Clínica Santa María, Dr. Alfredo Velasco, advierte que “la mortalidad de esta enfermedad supera al cáncer de mama: actualmente un hombre se muere cada ocho horas y, por eso, es importante hacer al menos un chequeo anual a partir de los 40 años”.

¿Por qué es tan silencioso?

El doctor Alfredo Aliaga, urólogo de la Clínica Dávila Vespucio, explica que “es asintomático porque afecta a una parte de la próstata más bien periférica, por lo que no tiene síntomas de lesiones que la gente tiende a confundir como el calibre del chorro de orina o ir muchas veces al baño. En general, los signos ocurren a las etapas tardías de la enfermedad avanzada, como el dolor de huesos por metástasis. Casi siempre las señales que la gente visualiza son producto del crecimiento benigno de la glándula”.

El urólogo de la Clínica Dávila, Dr. Christian Urzúa, afirma que esta neoplasia “es más prevalente en hombres mayores de 50 años y en sus etapas iniciales suele ser asintomático, por lo tanto, para su diagnóstico precoz es de vital importancia el chequeo y control anual. Si bien su causa exacta se desconoce, existen algunos marcadores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de aparición como la edad y factores hereditarios”.

El Dr. Cristóbal Mulchi, urólogo de la Clínica Ciudad del Mar, remarca que esta patología no se puede prevenir.

“Los factores de riesgo no son modificables: la edad, la raza y el antecedente familiar de primer grado son cosas que uno no puede cambiar, por lo tanto es súper importante la búsqueda temprana de esta patología”, recalca.

Los exámenes son clave

Los especialistas recomiendan llevar a cabo exámenes preventivos a partir de los 40 años.

“Es indispensable realizarse el antígeno prostático, que es un examen de sangre; y de tacto rectal, lo que se conoce como screening de cáncer de próstata o tamizaje”, afirma el Dr. Mulchi.

“Se puede es hacer un diagnóstico precoz. Para eso, es necesario realizar un antígeno prostático específico, un examen de sangre que permitirá entregar al paciente un tratamiento a tiempo. Esta patología tiene diversas formas de ser tratado tratamientos y la cirugía no es la única opción. Puede haber terapia focal, braquiterapia, radioterapia, tratamiento hormonal y una serie de otras alternativas y eso dependerá si la enfermedad está en una etapa localizada, intermedia o avanzada”, plantea el Dr. Alfredo Velasco.

Compartir este artículo

Artículos relacionados