Investigación desarrolla nuevo enfoque del entrenamiento de fuerza para el dolor lumbar

Un innovador proyecto de investigación está desarrollando la Dra. Waleska Reyes, académica de la Universidad Andrés Bello (UNAB), enfocado en el entrenamiento de la fuerza de la musculatura del tronco para abordar el dolor lumbar.

“Nos propusimos examinar cómo el entrenamiento de la fuerza de los músculos del tronco podría influir en el tratamiento del dolor lumbar, una de las lesiones músculo-esqueléticas más comunes a nivel mundial”, explica la docente.

Los resultados preliminares sugieren que el entrenamiento de la fuerza logra una significativa disminución del dolor lumbar y la aprehensión al movimiento.

Poca investigación

Aunque aún están en proceso de análisis final de datos, se espera obtener pronto información sobre la fuerza, resistencia y calidad muscular, con la intención de publicar los resultados en revistas científicas especializadas.

La Dra. Reyes destacó la escasez de investigaciones sobre el entrenamiento isocinético de la fuerza de tronco en personas que sufran de malestar en la zona baja de la espalda, resaltando la contribución única de su equipo al campo.

Además, indicó que el enfoque individualizado del protocolo de entrenamiento, utilizando un dinamómetro funcional, podría marcar la diferencia en la adherencia de los pacientes al ejercicio.

Prevalencia dolor lumbar

La académica comenta que “en las últimas dos encuestas nacionales de salud, se estima una prevalencia del dolor crónico entre el 34% y un 38% en la población chilena”. Además, enfatizó que, aunque el 90% de los casos carece de una causa específica, factores como la debilidad muscular y desbalances musculares aumentan el riesgo.

El equipo de investigación recomienda el entrenamiento de la fuerza de tronco como una vía para estabilizar la columna, perder el miedo a ciertos movimientos y experimentar los beneficios del ejercicio en todo el cuerpo.

“Nosotros proponemos ejercicios que requieren poco tiempo, 20 minutos, pero que dan un potente estímulo a los músculos del tronco”, sostiene la Dra. Reyes.

Fuente: Universidad Andrés Bello.

Compartir este artículo

Artículos relacionados