Hospital Puerto Montt aplica innovadora tecnología para pacientes con cirrosis y cáncer hepático

La “ablación percutánea térmica” es el innovador procedimiento que está aplicando el Hospital Puerto Montt (HPM) a pacientes con cirrosis y cáncer hepático que no pueden acceder a trasplantes de hígado debido a su edad o enfermedades.

Esta intervención quirúrgica, que requiere pocas horas de recuperación, eleva considerablemente la sobrevida a dichos usuarios, “ya que los trasplantes de hígado tienen tope de edad, que es de 65 años”, sostiene el Dr. Arturo Alonso, radiólogo intervencionista del HPM.

“Ablación percutánea por microondas significa avanzar una aguja guiada por imágenes al interior del tumor que se encuentra en el hígado, por un pequeño orificio en la piel”, explica el especialista.

“La punta de esa aguja genera un calor superior a los 70 grados dentro del tumor y literalmente lo quema, y a la vez lo mata, lo que se corrobora a través de una tomografía computada o resonancia magnética con contraste endovenoso, a la que se somete al paciente 6 semanas después de la operación”, detalla.

Recuperación

El Dr. Alonso señala que la intervención debe ser realizada a través de anestesia general, sin embargo, “el paciente se va dentro de 24 horas a su casa, realizando la recuperación en una sala aparte del pabellón de Hemodinamia”.

Este procedimiento, añade el médico, “permite al hospital regional posicionarse como establecimiento referente en el sur de Chile en la aplicación de este tratamiento en cáncer hepático”.

“Estas tecnologías existen en otras partes del país, tanto en el sistema privado como público, pero somos los únicos que la realizamos en la Región de Los Lagos y en el sur austral. El Hospital Público más cercano con esta tecnología es el de Temuco, siendo referentes en el sur del país para este tipo de tratamientos en la red pública, pero ahora nosotros también como Hospital Puerto Montt lo somos”, afirma.

Prevalencia

En Chile, no existen datos epidemiológicos precisos acerca de la prevalencia de cáncer hepático, no obstante, durante el 2018, se calculó una incidencia de 1582 casos nuevos, con una distribución entre sexos muy similar, y con mayor presencia en el extremo norte y sur del país.

Una de las principales causas actualmente de cirrosis hepática es el hígado graso no alcohólico, asociado a obesidad, sedentarismo, colesterol y triglicéridos elevados, así como la diabetes mellitus. Y a su vez la cirrosis hepática es el factor principal predisponente a desarrollar cáncer hepático.

Para el 43% de las personas que reciben un diagnóstico de cáncer hepático en un estadio temprano en Chile, la tasa de supervivencia a 5 años es del 35%. Si el cáncer de hígado se ha diseminado hacia los tejidos o los órganos circundantes o los ganglios linfáticos regionales, la tasa de supervivencia a 5 años es del 12%.

Fuente: Hospital Puerto Montt.

Compartir este artículo

Artículos relacionados