Salud mental en la gestación y maternidad: ¿Qué hacer en caso de tener un trastorno del ánimo?

El nacimiento de un hijo o hija puede generar una depresión postparto (DPP), que es cuando síntomas como desánimo, tristeza o irritabilidad persisten en el tiempo, manifiestan mayor gravedad e incluso pueden llegar a ser incapacitantes.

Estadísticas plantean que entre un 50% y 80% de las mujeres experimenta el denominado Maternity blues o Babyblues, un síndrome de ambivalencia, tristeza, llanto sin razón aparente e irritabilidad postparto. Sin embargo, en algunos casos puede derivar en una depresión postparto (DPP), que es cuando los síntomas persisten en el tiempo, manifiestan mayor gravedad e, incluso, pueden llegar a ser incapacitantes.

Alteraciones de sueño y apetito, problemas de concentración, aislamiento social y dificultad para funcionar mínimamente en el día a día puede llevar a una pérdida de interés o indiferencia hacia el bebé.

La DPP es la enfermedad más frecuente en el postparto. Se estima que afecta a un 15% de las madres, sin embargo, muchas de ellas no reciben diagnóstico ni el tratamiento adecuado. Parte de ellas, se niega a buscar ayuda ya que se sienten culpables o avergonzadas por estar deprimidas en un momento que socialmente se espera que se sientan felices y realizadas.

¿Qué hacer en caso de un trastorno de ánimo?

Pilar Correa, psicóloga clínica, psicóloga perinatal y cofundadora de Nido Seguro afirma que “el autocuidado se tiene que pensar como una instancia para reflexionar, mirarse una misma, mirar la historia, pensando que el embarazo es un periodo propicio porque una está más conectada”.

Maite Halabi, fundadora de la marca de cosméticos naturales la Cinta, agrega que “hay que entender que las mujeres debemos ponernos en el centro de nuestra maternidad. Si nosotras estamos bien, con mayor probabilidad podremos enfrentar los desafíos de la maternidad de la mejor forma. Por eso, cuidar de nosotras también es cuidar de nuestros bebés. Esto es muy difícil en un momento en que el foco está normalmente en el recién nacido o en el bebé que está por nacer.”

Recomendaciones frente a casos de trastorno de ánimo:

• Pide ayuda profesional
• No descuides tu alimentación
• Cuida tus descansos
• Busca tiempo para otras relaciones externas a las labores de cuidado y crianza
• Busca tiempo para el autocuidado.

El apoyo y contención emocional permitirá que la mujer disfrute de una mejor autoestima y se sienta más segura de sus capacidades, contribuyendo al establecimiento de un vínculo afectivo saludable con su guagua, una lactancia exitosa y una vivencia positiva de la crianza y la maternidad.

Compartir este artículo

Artículos relacionados