¿Cómo identificar y tratar un trastorno de la conducta alimentaria?

Cada 30 de noviembre se celebra el Día Internacional de Lucha contra los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA), fecha creada para visibilizar la prevención y evitar los prejuicios en torno a estas enfermedades, que han ido en aumento durante los últimos años.

En Chile, estas patologías se han diagnosticado a más de un millón de personas.

La Dra. Eugenia Escorza, jefa de salud mental de la Clínica Dávila y psiquiatra de Dávila Vespucio, explica que “durante la pandemia se evidenció un aumento importante de estos trastornos, alrededor de un 30%. Se da en las poblaciones jóvenes, desde los prepubertos hasta adolescentes, habiendo casos en niños muy pequeños y en adultos mayores”.

Por cada nueve mujeres diagnosticadas con un TCA, hay un hombre que también lo tiene. Al respecto, la Dra. Paulina Bravo, nutrióloga de la Clínica Santa María, señala que “cada vez se ve más, ya que de igual manera se sienten exigidos físicamente”.

¿Qué son los TCA?

Actualmente se han identificado diversos tipos para evitar estigmatizaciones y buscar ayuda adecuadamente.

La Dra. Verónica Marín, nutrióloga infantojuvenil de la Clínica Ciudad del Mar, explica que estas patologías mentales se presentan con alteración de la conducta del comer y distorsión de la imagen corporal.

“Tienen consecuencias físicas y psicológicas graves, incluida la muerte entre un 6% y 12% de los casos, siendo la anorexia nerviosa la que presenta mayor mortalidad. Por eso, es muy importante realizar un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado”, plantea.

Los tres trastornos más comunes son:

• Anorexia nerviosa (restricción y reducción de la ingesta)
• Bulimia nerviosa (expulsar la comida mediante vómitos principalmente)
• Trastorno por atracón (se consumen grandes cantidades de comida de forma desmedida).

Otros trastornos

La Dra. Eugenia Escorza afirma que hay diversas patologías invisibilizadas. “Existen otras como la pica, en que las personas afectadas se alimentan de cosas específicas y extrañas como paredes, tiza, entre otros elementos. También podría considerarse la obesidad, que es la ingesta mayor a la que se debe para la edad de las personas”, señala.

Carola Pantoja, nutricionista de la Clínica Biobío, añade que “la vigorexia, o la obsesión por el ejercicio intenso y la dieta extrema con uso de anabólicos y esteroides; el síndrome de rumiación, es decir, cuando las personas regurgitan o devuelven los alimentos que han ingerido y los mastican nuevamente; y la ortorexia, u obsesión por comer sano, también son tipos de TCA”.

¿Cómo reconocer un TCA?

La Dra. Marín identifica algunas señales que podrían presentarse, dependiendo de si se trata de una anorexia, bulimia o trastorno por atracón:

• Quienes tienen estas enfermedades suelen reaccionar a la defensiva y enojarse cuando se les habla sobre el tema.
• La persona controla atentamente la cantidad de alimentos que consume.
• Se pesa repetidamente.
• La figura determina su ánimo y actividades sociales. Evita actividades sociales que implican comer.
• Consume laxantes, diuréticos o realiza diversas dietas para bajar de peso.
• Come grandes cantidades de comida con sensación de descontrol a escondidas.
• Se levanta a comer después de haberse dormido en la noche.

¿Cómo tratar un TCA?

La Dra. Escorza afirma que estos trastornos suelen tener un buen pronóstico si son identificados y tratados a tiempo.

“Lo importante es saber que se puede contar con equipos multidisciplinarios, donde debería haber distintos especialistas en el tema. Dentro de los factores que hay que procurar tratar están la autoestima y el concepto de vida saludable, tanto en lo físico como lo alimentario, incluyendo la sensación de bienestar del cuerpo y la sensación de espacios de recreación y ocio saludables. Es fundamental hablar, no quedarse solo ni aislado, esto tiene solución”, recalca.

Compartir este artículo

Artículos relacionados