Linfocitos CAR-T, una de las áreas más prometedoras en el tratamiento contra el cáncer

La inmunoterapia aprovecha el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. El tratamiento con linfocitos T con receptor quimérico para el antígeno (tratamiento con linfocitos CAR-T) es una forma de inmunoterapia en la que los profesionales de atención médica extraen las células T de una persona (conocidas como linfocitos que participan en la respuesta del sistema inmunitario) y las modifican genéticamente para que produzcan receptores quiméricos para el antígeno.

A continuación, estos linfocitos CAR-T se reintroducen en el torrente sanguíneo del paciente, donde se dirigen a las células cancerosas y las destruyen.

“El tratamiento con linfocitos T-CAR es una de las áreas más prometedoras en el tratamiento contra el cáncer, con muchos casos de éxito en todo el mundo”, afirma el Dr. Mohamed Kharfan Dabaja, hematólogo y oncólogo de Mayo Clinic, para resaltar que “esto ha dado nuevas esperanzas a pacientes que antes tenían opciones limitadas”.

¿Quién puede recibir tratamiento con linfocitos T-CAR?

En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobaó el tratamiento con linfocitos CAR-T para tratar los siguientes tipos de cáncer de la sangre:

• Leucemia linfoblástica aguda precursora de las células B en adultos y niños
• Linfoma difuso de células B grandes
• Linfoma primario mediastínico de células B grandes
• Linfoma de células B grandes transformado a partir del linfoma folicular
• Linfoma de células B de alto grado
• Linfoma agresivo de células B no especificado
• Linfoma de células del manto
• Linfoma folicular
• Mieloma múltiple

Las personas con estos diagnósticos cuya enfermedad no ha respondido al tratamiento (refractario) o quienes tuvieron una recaída de la enfermedad pueden ser elegibles para el tratamiento con linfocitos CAR-T.

Los pacientes deben realizarse una evaluación minuciosa para determinar si el tratamiento con linfocitos CAR-T es la mejor opción de tratamiento.

El proceso del tratamiento con linfocitos CAR-T es complejo y puede durar varias semanas. La mayoría de las personas tienen una reacción que puede requerir que permanezcan en el hospital para estar bajo observación y recibir controles.

“Las personas que planean recibir el tratamiento con linfocitos CAR-T deben esperar permanecer en el hospital durante varios días después de la infusión de las células para que el equipo de atención médica pueda controlar su respuesta al tratamiento”, afirma el Dr. Kharfan Dabaja.

Se trata de una terapia que está disponible en Estados Unidos y en algunos países de Europa, mientras que en Chile recién da sus primeros pasos, al igual que en Sudamérica, principalmente por los altos costos que implica en la actualidad.

Compartir este artículo

Artículos relacionados