Factores que influyen en la aparición de un trastorno adictivo

La adicción a las sustancias adictivas es una enfermedad que afecta el cerebro y el comportamiento de una persona, dando paso a una incapacidad para controlar el consumo de medicamentos, alcohol, nicotina o drogas ilícitas, entre otros.

Según un artículo del Hospital Clínic de Barcelona, “no existe una única causa en la aparición de un trastorno adictivo. Sin embargo, sí encontramos varios factores que influyen en su desarrollo, es decir, interrelacionados provocan que cuando una persona inicia el consumo de una droga, se produzcan una serie de cambios cerebrales”.

Cuando se producen estas variaciones, se alteran los llamados circuitos de recompensa, que son los encargados de hacer saber a la persona que una acción es o no beneficiosa para ella y que, por lo tanto, vale o no la pena repetirla.

“Estos cambios hacen que se acabe estableciendo un proceso en bucle en el cerebro que, finalmente, desencadena la adicción”, consigna la publicación.

Los factores más influyentes en el desarrollo de un trastorno adictivo son los siguientes:

• Factores genéticos.
• Factores ambientales. Por ejemplo, cuanto antes se inicia el consumo de una droga determinada en la vida de una persona, y también cuanta más cantidad se toma, más riesgo hay de desarrollar una adicción.
• Rasgos de personalidad, como la impulsividad o la tendencia a buscar nuevas sensaciones.
• La presencia de una enfermedad mental también incrementa el riesgo de desarrollar un trastorno de este tipo.
• Factores sociales como la accesibilidad, la economía y la publicidad.

Una vez iniciado el trastorno adictivo, plantea el artículo, su evolución suele ser remitente-recurrente. Es decir, la persona no es capaz de controlar el consumo y alterna periodos de abstinencia con otros de elevado consumo.

Existen factores desencadenantes de las recaídas, que son los siguientes:

• Malestar psicológico, como tristeza, angustia, nerviosismo o irritabilidad.
• Estímulos relacionados con la droga, como ver a otras personas que la están tomando.
• Craving, que se define como un deseo muy intenso y, a menudo, irrefrenable de tomar la droga.
• Abstinencia física, que aparece cuando la persona tiene dependencia fisiológica a la sustancia.

Compartir este artículo

Artículos relacionados