Banco Mundial aprobó millonario préstamo para apoyar el programa de atención primaria universal de Chile

El directorio ejecutivo del Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo de US$200 millones en apoyo al programa de atención primaria universal de Chile, un componente esencial de la reforma de salud del país.

El Programa para una Cobertura de Salud Primaria Universal y Resiliente mejorará el acceso de la población a servicios sanitarios de calidad, a través de innovadoras medidas orientadas a incrementar la accesibilidad, resiliencia y eficiencia de la atención primaria, que contribuyan a consolidarla como base del sistema de prestación de servicios de salud.

“La atención primaria es la base de la resiliencia de los sistemas de salud y representa la más efectiva y eficiente inversión para lograr el objetivo de la cobertura universal. Existe consenso de que esta es la forma más real para garantizar el derecho a la salud”, destacó la ministra de Salud, Ximena Aguilera.

El proyecto se implementará de manera gradual, para alcanzar hacia fines de 2027 a 187 de las 346 comunas del país. A su vez, algunas medidas transversales beneficiarán a todos los habitantes de Chile.

“En Chile la atención primaria de salud ha permitido alcanzar importantes logros como, por ejemplo, terminar con la desnutrición infantil. Al ampliar la cobertura, eficiencia y resiliencia de este modelo de atención, el país podrá estar mejor preparado para hacer frente a nuevos desafíos sanitarios, como el impacto del cambio climático y posibles nuevas pandemias”, afirmó Issam Abousleiman, director del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

Innovadoras medidas para fortalecer la atención primaria de salud

El proyecto se enfoca en tres áreas de acción.

La primera es establecer servicios de atención primaria de calidad accesibles y gratuitos para todas las personas, independiente de su situación en materia de seguro médico, fomentando un mayor acceso a la telemedicina y habilitando nuevos consultorios en comunas rurales. Actualmente, el 80% de la población en Chile tiene acceso a prestaciones en este nivel, aunque solo un 50% de ellas las utiliza anualmente.

La segunda área se enfoca en construir un sistema de salud que pueda prevenir, prepararse y responder eficazmente ante el impacto del cambio climático y futuras emergencias de salud pública. El Ministerio de Salud de Chile desarrollará e implementará planes de resiliencia y simulacros de emergencias de salud pública, para responder a las necesidades específicas de cada territorio.

Finalmente, el proyecto busca mejorar la eficiencia y transparencia en el uso de los recursos de atención sanitaria. Para ello, entre otras acciones, se implementará una plataforma de gestión virtual de la salud, usando inteligencia artificial para gestionar la demanda de estos servicios.

La implementación de estas innovadoras medidas fortalecerá la atención primaria de salud en Chile, lo que puede disminuir significativamente las consultas evitables a urgencias y hospitalizaciones. Además, contribuirá generando conocimientos a nivel regional y mundial sobre reformas de alta prioridad al sector sanitario.

Compartir este artículo

Artículos relacionados