OMS pide a aumentar impuestos al alcohol y las bebidas azucaradas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a los países a aumentar los impuestos sobre el alcohol y las bebidas azucaradas, al mismo tiempo que entrega nuevos datos que muestran la baja tasa mundial de gravámenes aplicados a productos poco saludables.

“Gravar los productos poco saludables genera poblaciones más sanas. Tiene un efecto dominó positivo en toda la sociedad, menos enfermedades, debilitamiento e ingresos para que los gobiernos presten servicios públicos”, afirmó el Dr. R?diger Krech, director de Promoción de la Salud de la OMS.

Los perjuicios del alcohol

En el caso del alcohol, que cobra la vida a 2,6 millones de personas en el mundo, “los impuestos también ayudan a prevenir la violencia y las lesiones por accidentes de tráfico», subraya el experto.

Según indica la OMS, “al menos 148 países han aplicado impuestos especiales a las bebidas alcohólicas a nivel nacional. Sin embargo, el vino está exento de impuestos especiales en al menos 22 países, la mayoría de ellos de la región europea”.

A escala mundial, la proporción de los impuestos especiales en el precio de la marca de cerveza más vendida es, en promedio, del 17,2%. Para la marca más vendida del tipo de bebidas espirituosas (whisky, brandy, ginebra, ron, vodka, entre otros), es del 26,5%.

Menos muertes

Un estudio de 2017 reveló que los impuestos que aumentan los precios del alcohol en un 50% ayudarían a evitar más de 21 millones de muertes en 50 años y generarían casi 17 billones de dólares en ingresos adicionales.

La OMS dice que las investigaciones demuestran que gravar el alcohol y las bebidas sin alcohol genera un menor consumo de estos productos y da a las empresas una razón para fabricar productos más saludables.

Además, se ayuda a prevenir lesiones y enfermedades no transmisibles como el cáncer, la diabetes y las cardiopatías.

Una reciente encuesta realizada en colaboración con la OMS y Bloomberg Philanthropies, señaló que la mayoría de las personas encuestadas en todos los países apoyaban el aumento de los impuestos sobre productos poco saludables como el alcohol y las bebidas azucaradas.

Compartir este artículo

Artículos relacionados