Estudio muestra que las tasas de cáncer de mama aumentan entre las mujeres más jóvenes

Los diagnósticos de cáncer de mama han aumentado constantemente en mujeres menores de 50 años durante las últimas dos décadas, con un incremento más pronunciado en los años recientes, según un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos.

Según el trabajo publicado en JAMA Network Open, ello se debe en gran medida al aumento en el número de mujeres diagnosticadas con tumores con receptores de estrógeno positivos, crecimientos cancerosos impulsados por el estrógeno.

“Para la mayoría de las mujeres, las pruebas periódicas de detección del cáncer de mama no comienzan hasta al menos los 40 años, por lo que las mujeres más jóvenes a las que se les diagnostica tienden a tener tumores en etapas más avanzadas, cuando la enfermedad es más difícil de tratar», afirmó el autor principal, Dr. Adetunji. T. Toriola, profesor de cirugía y codirector del Programa de Control y Prevención del Cáncer en Siteman Cancer Center y la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

“Esta investigación ofrece una manera de comenzar a identificar los factores que impulsan estas tasas crecientes, con el objetivo de encontrar formas de frenarlas o revertirlas. También podría ayudar a identificar a las mujeres jóvenes que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de mama de aparición temprana, de modo que podemos diseñar intervenciones para evaluarlas en ensayos clínicos y ver si podemos reducir ese riesgo”, destacó.

El equipo de investigación analizó datos de más de 217.000 mujeres estadounidenses diagnosticadas con cualquier tipo de cáncer de mama entre 2000 y 2019. En 2000, la incidencia de cáncer de mama entre mujeres de 20 a 49 años era de aproximadamente 64 casos por cada 100.000 personas.

Durante los siguientes 16 años, esa tasa aumentó lentamente, alrededor del 0,24% anual. En 2016, la tasa había alcanzado unos 66 casos por 100.000. Pero después de 2016, por razones que los investigadores aún no comprenden, la línea de tendencia dio un giro cuesta arriba, aumentando repentinamente a un ritmo del 3,76% anual. En 2019, la tasa había alcanzado 74 casos por 100.000.

Tumores con receptores de estrógeno positivos

Un aspecto adicional intrigante de los datos es que el aumento en la incidencia del cáncer de mama se debe casi exclusivamente a un aumento en los tumores con receptores de estrógeno positivos, según Toriola, quien también es médico-científico académico de la Universidad William H. Danforth Washington.

Estos tumores tienen proteínas en sus superficies que se unen al estrógeno, lo que impulsa el crecimiento del tumor. De hecho, la incidencia de tumores sin receptor de estrógeno disminuyó durante los 20 años de datos analizados en el estudio.

“Necesitamos comprender qué está impulsando el aumento específico de tumores con receptores de estrógeno positivos. También esperamos aprender de la disminución de los tumores con receptores de estrógeno negativos. Si podemos entender qué está reduciendo esa tasa, tal vez podamos aplicarlo en los esfuerzos por reducir o prevenir otros tipos de tumores de mama”, planteó el Dr. Toriola.

Los investigadores también mostraron un aumento en los diagnósticos de tumores en etapa 1 y 4, y una disminución en los diagnósticos de tumores en etapa 2 y 3.

El experto dijo que esos datos sugieren que las mejoras en las pruebas de detección en las últimas dos décadas, y tal vez una mayor conciencia de los antecedentes familiares y los factores de riesgo genéticos del cáncer de mama, han llevado a que muchos tumores se detecten antes. Pero también sugiere que cuando los tumores en etapa 1 no se detectan en mujeres más jóvenes, los tumores tienden a no detectarse hasta que alcanzan la etapa 4.

“Tenemos la esperanza de que este estudio ofrezca pistas sobre estrategias de prevención que sean efectivas en las mujeres más jóvenes, especialmente en las mujeres negras más jóvenes, que tienen un riesgo particularmente alto de desarrollar cáncer de mama antes de los 40 años”, afirmó Toriola.

Compartir este artículo

Artículos relacionados