DKMS inauguró inédito centro para el trasplante de células madre en Chile

La fundación DKMS inauguró el primer Centro de Recolección exclusivo para donaciones de células madre en Chile, que busca aumentar las oportunidades de vida para pacientes con cáncer de sangre.

El trasplante de células madre sanguíneas es el único tratamiento posible para muchos pacientes con enfermedades mortales a la sangre. Si no se encuentra un donante compatible dentro de la familia, el equipo médico recomienda buscar registros de donantes no emparentados, como el de DKMS.

Desde la llegada de la institución a Chile, las posibilidades para un paciente con cáncer de sangre de encontrar un donante no emparentado han aumentado en 20%. Esto ha sido posible por el registro de más de 200 mil personas, que han posibilitado más de 350 donaciones para pacientes chilenos y en el resto del mundo.

“Las solicitudes de donaciones aumentan significativamente cada año, por ejemplo, en 2022 logramos cien donaciones y en 2023 pudimos realizar más de 130. Para el 2024, proyectamos hacer al menos 160, por lo que se vuelve extremadamente necesario contar con una infraestructura en Chile que sea capaz de cumplir con estas exigencias”, explicó Ignacia Pattillo, directora ejecutiva de DKMS Chile.

Proceso de donación

Desde la inscripción de un posible donante hasta que se haga efectivo el trasplante para un paciente hay varios pasos, y para los pacientes de cáncer de sangre cada segundo cuenta.

Luego de confirmar la compatibilidad y de un chequeo médico al donante se debe realizar la donación. Para esto, se pueden extraer células madre a través de la pelvis por medio de un procedimiento quirúrgico o por vía sanguínea (aféresis), como es en el 80% de los casos.

La recolección de células madre se puede hacer en distintos centros médicos que tienen convenio con DKMS, como la Fundación Arturo López Pérez, el Hospital Clínico de la Universidad Católica, la Clínica Dávila y la Clínica Santa María.

Ubicado en la comuna de Providencia en la región Metropolitana, el nuevo Centro de Recolección de DKMS se suma a esta infraestructura con e objetivo de duplicar la cantidad de recolecciones posibles al año.

“Para los pacientes, recibir esta donación a tiempo puede hacer una diferencia significativa en su pronóstico y en sus probabilidades de tener una segunda oportunidad de vida. Este centro viene a aumentar la capacidad del país para hacer recolecciones y llegar a tiempo con esta esperanza de vida a quienes la necesiten”, destacó Ignacia Pattillo.

Inauguración

La ceremonia de inauguración contó con la participación de Gonzalo Soto, seremi de Salud de la Región Metropolitana; Irmgard Maria Fellnerla, embajadora de Alemania en Chile; Carolina Goic, directora ejecutiva de la Fundación Foro Nacional de Cáncer Chile; Natalia Aránguiz, representante de la Sociedad Chilena de Hematología; e integrantes del directorio global y nacional de DKMS.

En representación del Ministerio de Salud, Gonzalo valoró la iniciativa, destacó la labor que ha llevado a cabo DKMS y confirmó el compromiso que mantienen con los pacientes de cáncer de sangre. “Como sector de la salud estamos colaborando con esta importante labor, no sólo para nosotros los que estamos viviendo en este país sino también para muchos lugares del mundo”, comentó.

El director médico del equipo global de DKMS, Alexander Schmidt, destacó la labor de la institución durante estos seis años en Chile.

“A fines de la semana pasada se habían obtenido 337 donaciones desde esta reserva de donantes. Según las últimas cifras de la Asociación Mundial de Donantes de Médula, la mediana de colectas por país fue de 78, cifra inferior a las 92 de Chile en 2022 y significativamente inferior a las 135 colectas chilenas en 2023. Por lo tanto, ya no es un centro de donaciones pequeño, sino que Chile es un actor importante desde una perspectiva global”, expresó.

“Con nuestro propio centro de recaudación, nos aseguramos hacer frente al crecimiento de las recaudaciones que esperamos y ayudar así al mayor número posible de pacientes en Chile, en otros países de Sudamérica y en todo el mundo”, destacó.

Ayudar a salvar vidas

El 5 de junio, en su cumpleaños número 18, Camila optó por registrarse como posible donante de células madre en un stand de DKMS en su universidad, en lo que ha denominado como su primera decisión de adulta. Dos meses después, la llamaron para contarle que habían encontrado compatibilidad con un paciente con cáncer de sangre y requerían de su donación. No dudó por un segundo.

“Sentí miedo, un poco. Pero estos miedos fueron mitigados de forma fácil, debido a que la convicción de ayudar a salvar vidas es el fundamento necesario para sortear estos temores. Tengo la fortuna de ser una persona sana, y yo sabía que si alguna parte del proceso me dolía no estaría ni cerca del dolor que estaría sintiendo mi hermano de sangre”, contó.

El 27 de diciembre viajó de Concón a Santiago para hacer su donación en el nuevo Centro de Recolección de donación de células madre de DKMS.

“Una vez llegado el día de la donación comencé la jornada ansiosa por el proceso que estaba por vivir. Ya conectada a la máquina pensé en dos cosas: primero, qué bueno que en realidad no duele y segundo, qué agradecida estoy con el equipo de DKMS. La preocupación y el soporte constante que recibí antes, durante y después de la donación, hicieron de esta experiencia mucho más única y gratificante de lo que llegué a esperar”, expresó.

Camila fue la primera de las cinco donaciones que ya se han hecho en el centro, que son el primer paso para completar las 100 que se esperan concretar durante el 2024. Su donación permitirá salvarle la vida a un paciente con cáncer de sangre en algún lugar del mundo, cuya identidad sólo podrá conocer en un par de años más.

Para inscribirse como potencial donante en DKMS, los requisitos son tener entre 18 y 55 años, vivir en Chile y contar con buena salud. Quienes cumplan y quieran registrarse deben ingresar a www.dkms.cl y seguir los pasos indicados en la página.

Compartir este artículo

Artículos relacionados