SSMC reforzará el trabajo de salud mental en comunidades afectadas por los incendios

El Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) se sumó a la iniciativa convocada por el Ministerio de Salud y desplegará equipos en terreno para brindar apoyo en salud mental y contención a las personas afectadas por los recientes incendios en la región de Valparaíso.

El Dr. Sebastián Urzúa, subdirector (s) de Gestión asistencial del SSMC, valoró el compromiso de la institución en apoyar a las víctimas de los incendios, que se manifestó desde el inicio de la tragedia con apoyo en la coordinación y traslado de grandes quemados.

“Comprendiendo que lo vivido por los habitantes de las zonas afectadas es de extrema gravedad, se requiere de profesionales que puedan ayudar y contener las emociones que está sintiendo la gente ante una tragedia de esta magnitud. Como servicio, nos hacemos presentes para entregar ayuda en lo que se requiera de forma continua”, resaltó.

Duplas psicosociales

El SSMC dispuso seis duplas psicosociales, que se encargarán de entregar contención psicológica y de salud en diversas áreas. Estas parejas están compuestas por 12 profesionales provenientes de diferentes centros de Atención Primaria, quienes se pondrán a disposición del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota.

El equipo está conformado por siete trabajadores sociales, tres psicólogos, y dos médicos provenientes de los Cesfam Padre Vicente Irarrázaval, Cesfam Nº5, Cesfam Sofía Pincheira, Cesfam Ana María Juricic, y de la dirección del servicio.

Daniela Burgos, directora (s) de Atención Primaria del SSMC, señaló que “con estas duplas psicosociales buscamos entregar toda la colaboración como servicio a la difícil situación del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota y poner a disposición nuestros equipos de salud para apoyar a la población del territorio”.

Para Magaly Jauregui, psicóloga del Cesfam Sofía Pincheira, “la idea de participar nació desde el corazón, por lo que ha significado todo lo sucedido. Que se motiven, yo sé que es fuerte, es una experiencia bastante agotadora, faltan las palabras, pero la gente en realidad a veces solo necesita ser escuchada. Que se atrevan, que vayan y nos acompañen”.

Cada grupo permanecerá en la zona durante siete días, para ser relevado posteriormente por otro conjunto de intervención.

Compartir este artículo

Artículos relacionados