Actualidad

Según Asocimed, el Artículo 101 de la Ley de Fármacos II que obliga a los profesionales a recetar exclusivamente por DCI es el aspecto más preocupante de esta ley al impedir al profesional indicar un medicamento que en su práctica clínica le ha dado garantía de seguridad y eficacia para una dolencia determinada. Además, indican, puede ser peligroso para la salud de las personas, debido a las brechas de intercambiabilidad existentes.
Morbi odio eros, volutpat ut pharetra vitae, lobortis sed nibh. Praeterea iter est quasdam res quas ex communi. Qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur. Morbi odio eros, volutpat ut pharetra vitae, lobortis sed nibh. Praeterea iter est quasdam res quas ex communi. Qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur.