Caso colusión: Formalizan a altos ejecutivos de farmacias y laboratorios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los fiscales de la zona Centro Norte José Morales y Luis Inostroza formalizaron este jueves a los ejecutivos de las principales cadenas de farmacias a quienes se les imputa haberse “coludido” para incrementar el precio de una serie de medicamentos de uso diario, entre diciembre de 2007 y abril de 2008, práctica que es sancionada por la ley con hasta tres años de presidio.

A la audiencia llegaron los gerentes de las farmacias Fasa (Ahumada), Cruz Verde y Salcobrand, además de altos ejecutivos de los laboratorios Chile, Recalcine, Grunenthal y Garden House.

A todos se les atribuyó ante el Séptimo Juzgado de Garantía el delito de adulteración fraudulenta de precios y quedaron sujetos a la medida cautelar de firma mensual en la comisaría más cercana al domicilio que registraron ante el tribunal.

Entre los formalizados está el ex gerente general de Fasa, Sergio Purcell; el gerente comercial, Ricado Ewertz, y la ejecutiva Lissette Carrasco. Por la cadena Salcobrand se presentó el gerente general Roberto Belloni, el gerente comercial Ramón Ávila y la ejecutiva Mehilin Velásquez. Por Cruz Verde estuvo Ricardo Valdivia, gerente de Pharma, y representantes de los laboratorios.

En la audiencia, el Ministerio Público sostuvo que la venta minorista de fármacos en los últimos cinco años se ha concentrado en las tres cadenas de farmacias antes mencionadas, las que cubren el 90% del actual mercado.

En esa línea investigativa, la fiscalía dijo que hasta el momento han podido establecer que en el año 2006 las firmas dedicadas a la venta de medicamentos realizaron diversas promociones que significaron bajas considerables en el valor de sus productos.

Guerra de precios

“Esta constante baja en los precios de los medicamentos, a que llevó la llamada ‘guerra de precios’ se monitoreaba por ellas a través de cotizaciones que hacían de sus competencias, a través de compras en mesón, llamados telefónicos y empresas externas, quedando en evidencia en su publicidad que cada una se atribuía tener las ofertas más convenientes”, sostuvo Inostroza.

Fue esta “competencia sin límites”, para el Ministerio Público, lo que provocó que muchas veces se vendieran los productos muy por debajo del costo que tenían.

Esta situación habría sido aprovechada en noviembre de 2007 por algunos ejecutivos de los laboratorios, quienes empiezan a tomar contacto con las farmacias para ofrecerles ser los intermediarios para “coordinar alzas programadas de precios para las tres cadenas”.

La Fiscalía Centro Norte sostuvo que desde ese momento los ejecutivos de Recalcine, Grunenthal, Garden House y laboratorio Chile “hacen llegar a las tres cadenas de farmacias tanto los nuevos precios de las alzas concertadas como el orden en que las mismas debían ser implementadas”.

Por su parte, Inostroza sostuvo que los ejecutivos de las farmacias facilitaron la coordinación de los mecanismos propuestos por los laboratorios y autorizaron las alzas en los sistemas informáticos con los cuales funcionaban.

El Ministerio Público propuso un plazo de investigación de un año en base a la gran cantidad de peritajes que están pendientes y que se le solicitaron realizar a la Fiscalía Nacional Económica (FNE), organismo administrativo que también indaga a estas firmas en el denominado “caso colusión de precios”. Sin embargo, el tribunal acogió una solicitud de algunas defensas y fijó un plazo de seis meses para el término de las diligencias.

FUENTE: EMOL – Fiscalía Centro Norte

Artículos relacionados