Investigación – Publicaciones

La inteligencia artificial (IA) puede ofrecer una forma de determinar con precisión que una persona no está infectada con COVID-19. Un estudio retrospectivo internacional encuentra que la infección con SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, crea cambios eléctricos sutiles en el corazón. Un electrocardiograma mejorado con IA puede detectar estos cambios y potencialmente usarse como una prueba de detección de COVID-19 rápida y confiable.
A menudo, la infertilidad masculina es el resultado de defectos en la cola del esperma, el flagelo, que permite a los espermatozoides nadar hacia el óvulo. Los varones con infertilidad grave pueden presentar múltiples malformaciones en los espermatozoides, como flagelos acortados, irregulares, enrollados o incluso ausentes, que les impiden nadar.
Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Rutgers University (Estados Unidos), y publicado en la revista 'Neuropharmacology', señaló que la predisposición a la adicción que tienen algunas personas puede ser genética.
Las nuevas pruebas han sugerido que los pacientes de coronavirus con enfermedades cardíacas pueden tener más probabilidades de necesitar hospitalización o ventilación o de morir a causa del SARS-CoV-2? en comparación con los que no las sufren
Mediante la ingeniería del código genético de una cepa sintética de 'E. coli' para incluir varios aminoácidos no estándar, los investigadores hicieron que la bacteria sintética fuera prácticamente invencible a la infección viral. Su trabajo es uno de los primeros en diseñar proteínas utilizando no uno sino varios aminoácidos no canónicos.