Investigación – Publicaciones

En un editorial publicado en The British Medical Journal, investigadores de Australia y el Reino Unido plantean que la evidencia sugiere tres períodos de cambios cerebrales dinámicos que pueden ser particularmente sensibles a los efectos nocivos del alcohol: gestación (desde la concepción hasta el nacimiento), adolescencia tardía (15-19 años), y edad adulta (mayores de 65 años)
Las nuevas pautas indican que todas las personas, de todas las edades y capacidades, pueden ser físicamente activos. “Cada movimiento cuenta para una mejor salud”, apunta el documento, al mismo tiempo que señala que “se podrían evitar hasta cinco millones de muertes al año si la población mundial fuera más activa”.