Medicamentos con sello de bioequivalencia ya se venden en farmacias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La directora del Instituto de Salud Pública, ISP, María Teresa Valenzuela, verificó la venta al público de los primeros medicamentos con el sello de bioequivalencia. “La buena noticia es que desde hoy se dispone en las farmacias del país de medicamentos que cuentan con el logo de bioequivalencia, un mes antes de que esto sea exigido por ley”, sostuvo la Dra. Valenzuela.

En ese sentido, destacó que en los próximos días se incorporarán nuevos medicamentos, que estarán a disposición de la gente, hasta completar 27 de los 70 que ya cuentan con estudios de bioequivalencia, dentro de los cuales se encuentran: antialérgicos, antidepresivos, medicamentos para el tratamiento del alzheimer, parkinson y VIH sida, además de relajantes musculares y ansiolíticos.

La directora del ISP, destacó que se trata de productos muy usados por la población. Uno de ellos es la metmorfina, dijo, un normalizador de la glicemia, que comenzó a ser vendido en la farmacia Galénica del centro de Santiago, junto a otros tres medicamentos de alta demanda. “Este medicamento, la metformina, lo usa la gente diabética que alcanza al 10% de la población y lo importante es que ahora podrán adquirirlo con el sello de bioequivalencia a un precio 4,3 veces menor que el medicamento innovador”, sostuvo.

Así lo pudo comprobar Claudio Motto, un adulto mayor que adquirió el medicamento en la farmacia Galénica de calle San Antonio a sólo $1.590, mientras que el medicamento innovador le costaba más de $7.000. “Es una muy buena noticia para nosotros los jubilados”, indicó.

Estos medicamentos son fácilmente identificables porque tienen un sello de color amarillo que dice bioequivalente, el cual ocupa el 25% de la superficie de al menos cuatro de las seis caras del envase.

De esta forma se busca facilitar a los usuarios la identificación de estos productos con el fin de que logren distinguir con claridad este medicamento  producto dentro de las estanterías de las farmacias y garantizarles que es de la misma calidad, eficacia terapéutica comprobada y seguridad que el original y además, a un bajo costo.

 Después del 22 de agosto, el ISP podrá iniciar sumarios en contra de los laboratorios que no incluyan en sus cajas el sello de bioquevalencia y disponer de sanciones económicas que fluctúan entre 1 UTM (equivalente a $ 39.689) a 1.000 UTM ($ 39.689.000)

Cabe destacar que un reciente estudio del Sernac dio cuenta de estas grandes diferencias de precios entre medicamentos de marca y genéricos. Según el informe realizado en tres de las principales cadenas del mercado, se registró que la diferencia entre un medicamento genérico y uno de marca podía a llegar a 20 veces. Es decir, con el precio que se paga por una caja del medicamento de  marca (misma formulación y número de comprimidos) se pueden adquirir 21 cajas del remedio bioequivalente.

Bioequivalencia

El Instituto de Salud Pública ha certificado a la fecha 70 productos como bioequivalentes. Es decir, se ha demostrado que los medicamentos que contienen el mismo principio activo (o molécula), fabricados por dos laboratorios diferentes, son equivalentes terapéuticos. Esto significa que la cantidad y la velocidad con que el principio activo llega a la circulación sanguínea es la misma en términos comparativos y, por lo tanto, se puede esperar que produzcan el mismo efecto en el tratamiento deseado en el paciente.

Todos los productos farmacéuticos que han demostrado bioequivalencia ante el Instituto de Salud Pública a junio de 2012, se encuentran dentro de los programas de tratamiento establecidos en el Plan Auge. Entre ellas enfermedades crónicas como el VIH-Sida, algunos cánceres, antidepresivos, antipsicóticos, relajantes musculares, inmunosupresores antialérgicos y enfermedad de Parkinson. Todas estas patologías requieren de un tratamiento farmacológico prolongado en el paciente, para lograr una mejora o alivio de los síntomas particulares de la enfermedad.

Fuente: ISP

Artículos relacionados