Conflicto entre ministerios por fallas en Hospital de Maipú

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Minsal dice que óptima entrega es rol del MOP, entidad que afirma que su labor es fiscalizar. Informe halló falencias de clima y ventilación, que implicarían riesgo sanitario para pacientes.

Un nuevo flanco de conflicto, en el marco del modelo de concesiones hospitalarias, se abrió entre los ministerios de Salud y Obras Públicas, luego que se conociera una serie de informes técnicos del Hospital El Carmen de Maipú, que revelaron problemas técnicos de ventilación y climatización en pabellones y unidades de cuidados críticos, que implicarían riesgo sanitario para los pacientes y que obligaron a parar tres áreas de cirugía.

Al respecto, el Minsal explicó que el funcionamiento de las unidades clínicas cuestionadas fue visado por el inspector fiscal de Obras Públicas. Además, la ministra de Salud, Helia Molina, dijo que el recinto “fue uno de los hospitales concesionados y cuya responsabilidad, en términos de garantías de entrega en óptimas condiciones, es del Ministerio de Obras Públicas”, y añadió que “me imaginó que el MOP está haciendo lo correspondiente para entregarnos finalmente las condiciones para poder satisfacer el rol que el hospital tiene”.

Sin embargo, el titular del MOP, Alberto Undurraga, aseguró que el rol de su cartera en las concesiones es más limitado y que consiste en fiscalizar a través de los inspectores fiscales. “Esa información se le entrega al Ministerio de Salud para que ellos tomen las decisiones en función de las implicancias que pueda tener en algo tan específico como el área de salud. Así que nuestro rol se limita a eso, hacemos la inspección y le entregamos la información ”.

Por su parte, la subsecretaria de Redes, Angélica Verdugo, replicó que el contrato es entre el MOP y la firma que administra el hospital, San José-Tecnocontrol. Además, sobre las fallas detectadas, agregó que “si no hay condiciones para la puesta en servicio definitiva, se retrotrae el contrato a la puesta en servicio provisoria, donde la empresa concesionaria tiene la obligación legal de responder monetariamente y con sus ingenieros y técnicos poner en servicio el hospital”.

EVALUACIÓN

El coordinador de Concesiones del MOP, Eric Martin, adelantó que se está acordando “con una institución de prestigio una evaluación de mediciones en los pabellones, como alerta el reporte de este hospital”. El objetivo de esto, dijo, es examinar si “el sistema de aire no cumple con los requerimientos y la normativa y ahí averiguaremos si es un problema de diseño, de construcción u operación”.

Martin también apuntó a falta de precisión en los reportes. “Uno dice que la norma constructiva establece que en un hall la temperatura debe ser la que permita el trabajo adecuado del personal, y el método de prueba dice que el sistema no funciona bien, porque el funcionario consultado dice que pasa frío. Yo entiendo que tengo que hacer una encuesta de usuarios, pero si la forma de prueba para decir que una sala opera en condiciones adversas es que un señor que trabaja ahí pasa frío, preferiría datos más duros”.

La discusión entre las carteras se replica entre el director del Servicio de Salud  Central, Jorge Martínez, y el ex director del hospital Ricardo Saavedra, quien fue cesado de sus funciones.

Martínez dijo que “conversamos con el doctor Saavedra hace un mes y medio respecto de esta salida, el resto es una coincidencia”, agregando que los pabellones con fallas fueron ocupados, “pero no con cirugías de alta complejidad, que es lo absolutamente contraindicado”.

Sin embargo, el doctor Saavedra dice que sólo el pasado 15 de septiembre se acordó cerrar las unidades de cirugía -donde los informes advierten que por fallas en el equipamiento podrían proliferar los virus, gérmenes y bacterias-, a pesar de que el riesgo estaba en conocimiento de la autoridad dos semanas antes. “No se tomó ninguna medida”, sostiene Saavedra, quien agrega que los informes abordan sólo tres pabellones revisados y que no hay garantía de lo que ocurre con los ocho restantes, que no habrían sido inspeccionados. También dijo que sí hubo cirugías de cadera que se realizaron en los pabellones cuestionados y que se “debería hacer un protocolo de seguimiento con estos pacientes, porque la infección de prótesis se puede producir hasta un año más tarde de la operación”.

En el recinto el informe no es ajeno. Emilio Guzmán, vocero de la Fenats de este hospital, dijo que “se van a seguir descubriendo fallas. Faltan médicos y hay una rotación constante. Ha habido casos de contaminación del agua y hemos peleado por eso también, para que se analice más regularmente”.

Fuente: La Tercera

 

Artículos relacionados