Días claves enfrentará durante las dos próximas semanas el denominado caso Farmacias.

La instancia, en la que la Fiscalía Centro Norte acusa a 10 ex ejecutivos farmacéuticos y a un ex gerente de un laboratorio, por la alteración fraudulenta de precios de medicamentos entre diciembre de 2007 y abril de 2008, entrará a su recta final, ya que se desarrollará la última parte del juicio oral, tras lo cual la Justicia contará con un plazo de 24 horas para dar a conocer su veredicto.

Si los ex ejecutivos de las cadenas Salcobrand, Ahumada y Cruz Verde procesados en el caso son declarados culpables, arriesgan penas de hasta cinco años de prisión. Sin embargo, si se consideran los atenuantes y agravantes, las penas de cárcel podrían rondar entre 61 y 541 días.

Entre ellos figuran Roberto Belloni, Sergio Purcell y Mario Zemelman, ex gerentes generales de Salcobrand, Ahumada y Laborario Medipharm, respectivamente. También, el ex gerente del área Farma de Cruz Verde, Ricardo Valdivia.

Entre los argumentos más importantes presentados por la Fiscalía, entre otros, está el hecho de que las farmacias operaban como un cartel (acuerdo entre competidores), la existencia de un correo de coordinación previa entre Salcobrand, Cruz Verde y Farmacias Ahumada, para el alza fraudulenta de los precios, la aplicación del Mecanismo 1,2,3, correos probatorios entre ejecutivos de farmacias y laboratorios y otros entre ejecutivos al interior de las propias cadenas.

Una fuente cercana a una de las farmacias indicó que las pruebas del Ministerio Público son insuficentes, ya que son las mismas utilizadas por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) “y no tienen ninguna adecuación para el caso criminal”. También planteó que la acusación presenta graves deficiencias en cuanto a los medicamentos y precios que dice se alzaron conjuntamente y presenta vicios incompatibles con el estándar de prueba penal.