CENS presenta Guía de Buenas Prácticas y Recomendaciones en Telemedicina y Telesalud durante epidemia de COVID-19 en Chile

El Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS) publicó una Guía de Buenas Prácticas y Recomendaciones para el uso de Telemedicina durante la epidemia de COVID-19 en Chile.

La guía apunta a ser un aporte tanto para los tomadores de decisión como para los profesionales de salud que deben adoptar la telemedicina como una práctica habitual en este periodo de emergencia.

Para los tomadores de decisión el documento entrega una serie de orientaciones y recomendaciones para implementar los servicios de Telemedicina desde prestadores, públicos y privados, durante la epidemia de COVID-19. Además ofrece recursos para orientar a equipos clínicos multidisciplinarios en la elaboración de estrategias y protocolos de atención con Telemedicina en las distintas instituciones, junto con información práctica, a través de buenas prácticas, para realizar telemedicina en base a criterios básicos de calidad, gestionando el riesgo para pacientes y trabajadores de los establecimientos.

En el ámbito de los profesionales de la salud, la guía proporciona una serie de recomendaciones básicas para entregar atenciones de salud a distancia durante la epidemia de COVID-19 en Chile, consejos prácticos para implementar rápidamente atención por telemedicina y recursos útiles para tomar decisiones sobre plataformas y modelos de atención más adecuados.

El CENS es una corporación sin fines de lucro, formada por las Universidades de Chile, Católica, de Concepción, Valparaíso y Talca, con el apoyo de CORFO, para desarrollar estrategias y actividades que permitan alcanzar un sistema de salud más conectado, innovar a través de las tecnologías de información en salud, cerrar las brechas en conocimiento y aplicación de sistemas de información en salud, y crear criterios para asegurar la calidad de dichos sistemas.

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La demanda de hígados de donantes para pacientes trasplantados supera la oferta, y más del 15% de los pacientes en lista de espera mueren al cabo de un año. Un nuevo estudio internacional ofrece apoyo para aumentar el uso del trasplante de hígado de donante vivo (THDV) en los países occidentales y reducir el desequilibrio entre la oferta y la demanda de órganos, según publican sus autores en el 'Journal of Hepatology', la revista oficial de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado.