Desarrollan un tablero en tiempo real para seguir ensayos clínicos de COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Como respuesta a la emergencia mundial de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), las investigaciones de ensayos clínicos que evalúan la eficacia y la seguridad de las intervenciones clínicas candidatas para tratar el COVID-19 están surgiendo a un ritmo sin precedentes.

A través de su sitio web, The Lancet presenta una nueva herramienta desarrollada por universidades canadienses, que a modo de tablero permite visualizar en tiempo real un registro de ensayos clínicos sobre COVID-19 con información de todo el mundo.

Según el artículo, firmado por profesionales de la University of British Columbia y McMaster University de Canada, a partir del 21 de abril de 2020, se han registrado más de 500 ensayos clínicos en varios sitios de registro de ensayos clínicos nacionales e internacionales.

“Los resultados de los ensayos clínicos aleatorios que se publicaron al 21 de abril de 2020 investigaron la eficacia de lopinavir-ritonavir en comparación con la atención estándar, hidroxicloroquina en comparación con la mejor atención de apoyo, favipiravir en comparación con arbidol, y lopinavir-ritonavir en comparación con arbidol. Otros ensayos no aleatorios han investigado la hidroxicloroquina versus la hidroxicloroquina combinada con azitromicina”, detalla el paper.

Actualmente existen más de 300 ensayos que están inscribiendo participantes y que cubren investigaciones adicionales de los medicamentos anteriores, además de terapias que aparecen promisorias como remdesivir, inhibidores de IL-6 (tocilizumab y sarilumab), terapia de plasma convaleciente, transfusión de células madre, candidatos a vacunas, varios otros antivirales de acción directa bien conocidos y medicinas tradicionales chinas.

“La mayoría de estos ensayos ofrecerán datos comparativos de eficacia versus el estándar de atención de acuerdo con las pautas locales de tratamiento COVID-19, pero un puñado de ensayos controlados aleatorios también proporcionarán pruebas directas entre las intervenciones de alto perfil”, señala la publicación.

De acuerdo a los autores, gracias a la velocidad acelerada a la que surgen la información y los resultados de los ensayos, “existe una necesidad urgente de realizar un seguimiento de los ensayos clínicos, evitar la duplicación innecesaria de esfuerzos y comprender qué ensayos se están realizando y dónde”. En este sentido, destacan el aporte de esta herramienta que permite un registro de ensayos clínicos COVID-19 para cotejar todos las iniciativas.

Los datos para el tablero obtienen de la Plataforma Internacional de Registro de Ensayos Clínicos, incluidos los del Registro de Ensayos Clínicos de China, ClinicalTrials.gov, Servicio de Información de Investigación Clínica – República de Corea, Registro de Ensayos Clínicos de la UE, ISRCTN, Registro Iraní de Ensayos Clínicos, Red de Registros Primarios de Japón y el Registro Alemán de Ensayos Clínicos.

 

https://www.covid-trials.org/
A partir del 21 de abril de 2020, se han registrado más de 500 ensayos clínicos en varios sitios de registro de ensayos clínicos nacionales e internacionales.

 

Por medio de esta herramienta se realizan búsquedas automáticas y manuales para garantizar la minimización de las entradas duplicadas y la adecuación a las preguntas de investigación. Los estudios identificados son luego revisados manualmente por dos revisores separados antes de ser ingresados en el registro.

“Al mismo tiempo, hemos desarrollado métodos basados en inteligencia artificial (IA) para búsquedas de datos para identificar posibles estudios clínicos no capturados en los registros de ensayos. Estos métodos proporcionan estimaciones de la probabilidad de importancia de que un estudio se incluya en nuestra base de datos, de modo que el estudio pueda revisarse manualmente para su inclusión”, puntualizan.

Según el artículo, el uso de métodos basados en IA ahorra del 50 al 80% del tiempo requerido para revisar manualmente todas las entradas sin pérdida de precisión. De acuerdo a los autores, además se utilizarán otros servicios para agregar contenido, como LitCovid, lo que permite garantizar que la estrategia de adquisición de datos sea completa.

“Con este proceso de tres pasos, la probabilidad de perder publicaciones importantes disminuye considerablemente y, por lo tanto, los datos resultantes son representativos de los esfuerzos de investigación globales de COVID-19”, explican.

Los ensayos para COVID-19 se mapean de acuerdo con las características geográficas, de prueba, de pacientes y de intervención, cuando estos datos están disponibles.

“A medida que se comunican los resultados de los ensayos, estos datos deben centralizarse y metaanalizarse en tiempo real. Se necesitan con urgencia síntesis de estos ensayos para ayudar a los médicos, investigadores y formuladores de políticas a tomar decisiones basadas en evidencia para minimizar la morbilidad y mortalidad debidas a COVID-19”, concluye el artículo.

 

Artículos relacionados