Vínculo entre humanos y perros se ve fortalecido por COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El encierro obligado y la restricción de las interacciones sociales durante la emergencia sanitaria ha fortalecido el vínculo entre humanos y perros, según reporta un estudio liderado por la Universidad Estatal de Washington, en conjunto con la Universidad Estatal de Colorado, la Universidad de San Francisco y la Universidad de Palo Alto.

Con el objetivo de investigar la interacción entre humanos y animales, el grupo desarrolló una gran encuesta a dueños de perros para averiguar cómo el aislamiento social y otros factores estresantes asociados a la emergencia sanitaria por COVID-19, están influyendo en el vínculo entre las personas y sus mascotas.

De los 4.105 dueños de perros encuestados, la gran mayoría informó que sus mascotas están desempeñando o han jugado un papel fundamental para ayudar a reducir los sentimientos de depresión, ansiedad y soledad. Muchos de los encuestados también informaron que sus mascotas los estaban ayudando a mantener un horario regular, hacer frente a la incertidumbre, ser compasivos con ellos mismos y encontrar un propósito en sus vidas.

“La mayoría de las personas veían su relación con sus mascotas como una razón para levantarse por la mañana y como una oportunidad de compañerismo durante un tiempo de soledad “, indicó Phyllis Erdman, académica de la Universidad de Washington.

Los investigadores realizaron una encuesta en línea entre el 30 de marzo y el 1 de mayo. La mayoría de los participantes fueron mujeres que vivían en ciudades que actualmente recomendaban u ordenaban que los residentes se quedaran en casa, y que solo los servicios esenciales permanecieran abiertos.

La mayoría de los encuestados informaron tener menos apoyo social de otros humanos durante la pandemia de COVID-19 que antes y, como resultado, su vínculo con su animal se fortaleció.

Específicamente, más del 70% de los encuestados informaron pasar más tiempo en general con su perro como resultado de COVID-19, y el 42,5% dijo que paseaban a sus perros con más frecuencia.

Cuando se les preguntó cómo sus perros han influido en algunas emociones negativas comunes asociadas con COVID-19, casi el 70% de los encuestados dijo que tener a su mascota cerca disminuye los sentimientos de soledad y aislamiento. En este mismo contexto, más de la mitad de los participantes también informaron que sus perros ayudaron a aliviar la depresión y la ansiedad y proporcionaron un propósito o significado a sus vidas durante el autoaislamiento.

“Nos pareció que era un beneficio mutuo para las personas y los perros”, señaló Lori Kogan, profesora de ciencias clínicas en la Universidad Estatal de Colorado. “Los perros disfrutan de todos estos fantásticos paseos y tiempo de juego adicionales y los humanos obtienen una fuente clave de apoyo social”.

También se preguntó a los participantes de la encuesta sobre sus preocupaciones relacionadas con el cuidado de sus perros durante el COVID-19.

Curiosamente, los investigadores encontraron que las personas estaban más preocupadas por la disponibilidad de alimentos, medicamentos y atención veterinaria que por poder pagarlos.

“Las preocupaciones sobre si el veterinario verá o no a la mascota, aunque no sea una emergencia, o si habrá suficiente comida y medicamentos para mi perro, tienden a superar las consideraciones financieras”, explicó Wendy Packman, profesora emérita de la Universidad de Palo Alto. “La gente tendía a verlo como un problema de disponibilidad, muy parecido a nuestras propias preocupaciones humanas sobre poder encontrar suficiente comida y desinfectante de manos”, enfatizó.

Una de las estadísticas más preocupantes involucró la designación de un cuidador para su perro si el dueño de la mascota se enfermaba. A pesar de la preocupación por sus perros en caso de emergencia, solo el 40% de los encuestados había identificado a un amigo o familiar para que cuidara de un animal en caso de que se enfermara.

“Parecía haber una brecha entre la preocupación de las personas sobre quién cuidaría a su mascota en caso de que se enfermara y realmente acercarse y obtener ese compromiso”, destacó Logan.

Otro punto que los investigadores quisieron enfatizar fue la importancia de tratar bien a las mascotas y las restricciones sobre el levantamiento del distanciamiento social.

“Pasamos más tiempo con nuestros perros durante el COVID-19 que antes y esto causa una gran impresión en nuestras mascotas”, dijo Erdman. “Queremos animar a las personas a que valoren estas importantes relaciones y sigan pasando tiempo con sus perros mientras la vida vuelve a la normalidad”, sostuvo.

Artículos relacionados