AstraZeneca aseguró que su vacuna contra el coronavirus podría estar en una fase avanzada de distribución a finales de marzo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La empresa farmacéutica AstraZeneca, que junto a la Universidad de Oxford desarrolla una de las vacunas más prometedoras contra el coronavirus, aseguró este lunes que su producto podría estar en “una fase avanzada de distribución” para finales del primer trimestre de 2021.

“A finales del primer trimestre del año que viene, si todo va bien, las vacunas estarán en una fase avanzada de distribución”, dijo el director del área de Investigación y Desarrollo de Oncología de la empresa, Josep Baselga, en declaraciones a la radio española RAC1.

El científico agregó que a principios de 2021 la empresa tendrá unos tres mil millones de dosis de vacunas que confía que se muestren efectivas.

No obstante, agregó que lo “complicado” será la logística de su distribución, debido a la alta demanda del producto. Por eso, dijo que, en caso de ser efectiva y segura, la vacuna no estaría en “fase avanzada de distribución” hasta “finales del primer trimestre” del año próximo.

AstraZeneca espera que antes de finales de año “una, dos o tres” de las cuatro vacunas con las que está experimentando comiencen a dar “resultados”, según Baselga.

Las vacunas de AstraZeneca prevén la aplicación de dos dosis -la segunda 28 días después de la primera-, lo cual complica la logística de su suministración y conservación.

No obstante, Baselga advirtió que “la vacuna ayudará, pero no es la única solución”, y apuntó que AstraZeneca también está desarrollando un tratamiento con “anticuerpos monoclonales”, con el que se aplicarían anticuerpos de personas que han pasado el virus a potenciales enfermos.

Hay 16 de estos tratamientos en desarrollo y uno en especial que consideró “buenísimo”.

El especialista se mostró confiado en que tras un invierno que será “horroroso” el próximo verano sea “relativamente normal”, al tiempo que sostuvo que no se debe obligar a vacunarse a quien no lo quiera, porque a su juicio debe prevalecer “un principio de libertad individual que es innegable”.

La OMS registra en este momento 201 candidatas a vacuna: 156 en etapa preclínica, incluidas dos de Brasil, una de Argentina y una de Cuba, y 45 en pruebas en humanos.

De estas últimas, 10 están ya en el tramo final (fase III), en el que se evalúa la seguridad y la eficacia con decenas de miles de voluntarios.

Cuatro de las 10 vacunas más avanzadas se desarrollan en China, mientras que las otras son de las farmacéuticas estadounidenses Janssen (Johnson & Johnson), Novavax, Pfizer (que trabaja con la alemana BioNTech) y Moderna; a las que se suma AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

Además, está en la lista una de Rusia, que la semana pasada envió a la OMS una solicitud para el registro acelerado y la precalificación de su vacuna Sputnik V.

Los ensayos no han estado exentos de dificultades. AstraZeneca y Janssen ya reanudaron las pruebas tras ser interrumpidas por un breve periodo para investigar casos de voluntarios que se enfermaron.

(Con información de EFE)

Artículos relacionados

La decisión se adoptó luego de que en el más reciente informe ICovid se informara que el R efectivo de la Región Metropolitana (la velocidad de propagación del virus) se había elevado a 1,15, es decir, a un nivel similar al que existía a mediados de mayo, en la antesala de la primera ola de la pandemia.