Estudio revela que la boca es la principal fuente de propagación de la infección por COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tras el desarrollo de múltiples estudios la comunidad científica ha llegado a la convicción de que acciones como estornudar, cantar, gritar, toser e incluso respirar están fuertemente ligadas a la transmisión del SARS-CoV-2, virus que provoca la Covid-19.

Un equipo de investigadores dirigido por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de Estados Unidos reveló que el coronavirus puede afianzarse en las glándulas salivales donde se replica y, en algunos casos, conduce a una enfermedad prolongada cuando se ingiere saliva infectada en el tracto gastrointestinal donde puede provocar neumonía.

Si bien la mayoría de las investigaciones sobre COVID-19 se han centrado en la nariz y los pulmones, este es el primer estudio que identifica la boca como un sitio primario para la infección por coronavirus y subraya la importancia de cubrirse la cara y el distanciamiento físico.

“Nuestros resultados muestran que la infección oral de COVID-19 puede ser subestimada”, dijo el autor principal del estudio Kevin M. Byrd, instructor de investigación en la Facultad de Odontología UNC-Chapel Hill Adams y académico de investigación Anthony R. Volpe en la Asociación Dental Americana e Instituto de Investigaciones.

“Al igual que la infección nasal, la infección oral podría ser la base de la propagación asintomática que hace que esta enfermedad sea tan difícil de contener”, sostuvo.

Byrd, junto con Blake Warner, jefe de la Unidad de Trastornos Salivales del NIDCR, coordinó la investigación realizada en los Institutos Nacionales de Salud, el Instituto Wellcome Sanger, el Instituto UNC Marsico Lung y el Instituto J. Craig Venter.

Los investigadores apenas están comenzando a explorar los síntomas orales que los pacientes experimentan durante el COVID-19, como la pérdida del gusto o el olfato y sequedad de boca persistente.

En el estudio, los investigadores informan los resultados preliminares de un ensayo clínico de 40 sujetos con COVID-19 que mostró que las células epiteliales desprendidas que recubren la boca pueden infectarse con SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19. La cantidad de virus en la saliva del paciente se correlacionó positivamente con los cambios en el gusto y el olfato, según el estudio.

Basándose en mapas de identidad de células orales, los investigadores también observaron en qué parte de la boca infecta el virus. Examinaron los tejidos orales con los niveles más altos de ACE2, el receptor que ayuda al coronavirus a atrapar e invadir las células humanas.

Según la expresión de ACE2 y el análisis de tejido de cadáveres, los sitios más probables de infección en la boca son las glándulas salivales, la lengua y las amígdalas, mostró el estudio.

Los hallazgos proporcionan más evidencia del papel de la saliva en COVID-19. La infección por COVID-19, específicamente en la boca, puede permitir que el virus se propague internamente y a otras personas mientras la persona infectada respira, habla y tose.

El equipo de investigadores comenzó su investigación al comienzo de la pandemia y, tras seis meses de colaboración, ha producido nuevos conocimientos sobre las formas en que COVID-19 infecta la boca y la garganta.

Su trabajo ha llevado a la creación de la Red Biológica Oral y Craneofacial como parte del Atlas de Células Humanas. A medida que los miembros de la red trabajen hacia el objetivo de crear mapas completos de células orales y craneofaciales como base para comprender la salud bucal y las enfermedades bucales, compartirán abiertamente los hallazgos de las investigaciones que pueden dar forma a la respuesta

Artículos relacionados

La Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) anunció un paro indefinido a nivel nacional a partir de las 8:00 horas de este lunes 23 de noviembre. La medida fue adoptada ante la falta de respuestas del Gobierno a varias demandas expresadas por los funcionarios.