Efectos del covid-19 en la salud mental probablemente “persistan” tras la pandemia

La Organización Panamericana de Salud (OPS) advirtió este jueves que los efectos de la pandemia de covid-19 en la salud mental de las personas probablemente “persistan” después de que el virus sea controlado, y alertó sobre datos “preocupantes” entre los profesionales sanitarios.

“Mientras más se prolongue la crisis, mayor será el impacto en nuestro bienestar colectivo. Y sabemos que estos efectos probablemente persistan después de que la pandemia sea controlada, eventualmente”, indicó en una rueda de prensa virtual el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Todas las antenas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han advertido sobre las consecuencias del virus en la salud mental.

El médico advirtió que “hoy estas advertencias son una realidad” y citó las datos preliminares de un estudio conducido en seis países que reveló “indicios preocupantes” de que uno de cada cinco trabajadores de la salud experimenta síntomas de depresión.

“En Chile, casi uno de cada 10 tiene pensamientos suicidas”, contó Barbosa, mencionando la constante preocupación de los trabajadores sanitarios sobre la posibilidad de llevar el virus a casa y contagiar a sus seres queridos.

“Todos hemos sido sacudidos”, dijo el experto, que señaló que estudios en varios países han mostrado que la pandemia ha aumentado los niveles de estrés de muchas personas en la región.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

La pandemia por Covid-19 tiene un impacto que va más allá de la salud. Durante el año y medio en que el SARS-CoV-2 ha circulado por el mundo, ha provocado efectos negativos en lo sanitario, económico y social, lo que hace replantear los desafíos que tendrán los Estados una vez que la pandemia, en términos de salud, sea superada.
La inteligencia artificial (IA) puede ofrecer una forma de determinar con precisión que una persona no está infectada con COVID-19. Un estudio retrospectivo internacional encuentra que la infección con SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, crea cambios eléctricos sutiles en el corazón. Un electrocardiograma mejorado con IA puede detectar estos cambios y potencialmente usarse como una prueba de detección de COVID-19 rápida y confiable.