Preocupación por alza de casos de cáncer colorrectal en pacientes jóvenes

Gastroenterólogos del país perciben un alza en la incidencia de cáncer colorrectal en la población masculina y femenina menor a 50 años. Los pacientes jóvenes están llegando con mayor frecuencia a las consultas médicas, incluso con síntomas alarmantes asociados al cáncer, el cual es cofirmado con una colonoscopía.

La Sociedad Chilena de Gastroenterología y su filial la Asociación Chilena de Endoscopía Digestiva (ACHED), han encendido la alarma por esta tendencia y declaran que la forma de prevenir la agravación de este padecimiento es la actitud preventiva de las personas y los profesionales de la salud primaria ante esta nueva realidad epidemiológica.

Ambas entidades hacen un llamado a acudir a consulta temprana ante síntomas como: dolor abdominal, baja de peso y/o sangrado de deposiciones, además de instar al equipo médico a realizar exámenes no invasivos en deposiciones y endoscópicos para detectar anomalías de manera temprana.

El Jefe de la Unidad de Gastroenterología del Hospital de Angol y miembro de Gastrosur y ACHED, Dr. Julián Cordero, manifiesta que existe una preocupación generalizada entre los especialistas por el aumento de incidencia de la población joven en este tipo de cáncer.

“Solo en la última semana tuvimos hallazgos en un joven asintomático de 20 años con antecedente familiar de cáncer y en una mujer con sangrado rectal de 45 años. En el primer caso encontré pólipos, lo que permitirá seguirlo a futuro de acuerdo al riesgo establecido en las biopsias que se obtuvieron y en el segundo caso, se realizó el diagnóstico de una lesión maligna en etapa temprana, lo que permite un manejo adecuado del cáncer y un mejor pronóstico”, sostiene Cordero.

El especialista aclara que falta una estrategia preventiva para tratar el cáncer colorrectal, incorporando este seguimiento a pacientes mayores de 50 y también a la población que se encuentra en el rango de 40 y 50 años.

“Sabemos que las endoscopías y colonoscopías son procedimientos con largas esperas, por ello proponemos avanzar con la derivación temprana desde centros de atención primaria y la aplicación de test no invasivos y de bajo costo, que detectan algunas señales en deposiciones. Esto ayudaría a adelantar el tamizaje en personas sin síntomas ni antecedentes familiares”, sostiene el médico.

Los casos de muertes por cáncer de colon y de recto han aumentado en lo últimos años, antecedente que va de la mano con el aumento de incidencia en ambos cánceres. El Dr. Cristián Montenegro, presidente de la ACHED, señala que la mortalidad por cáncer de colon ha aumentado entre el 2000 y el 2016.

“En países desarrollados esta situación fue revertida a través de estrategias de tamizaje poblacional, con el propósito de detectar los cánceres en etapas precoces, así como detectar y eliminar los pólipos, que son tumores que dan origen al cáncer. En estos países los programas de prevención inicialmente incluían personas mayores de 50 años, lo que trajo como consecuencia una reducción en la mortalidad en esa población, pero un aumento en la población entre 40 y 50 años. Estos pacientes más jóvenes son considerados de menor riesgo, por lo que suelen ser diagnosticados en fases más avanzadas del cáncer, influyendo en las estadísticas de sobrevida”, afirma el Dr, Montenegro.

Ambos especialistas afirman que es indispensable sensibilizar a la población sobre los síntomas y antecedentes que deben reconocer para realizarse exámenes preventivos que ayuden a detectar en fase temprana el cáncer. También es “importante sensibilizar al personal de salud de atención primaria para que tome conciencia de que esta enfermedad no es exclusiva de personas mayores,  estén más atentos a síntomas y deriven de forma temprana a los pacientes jóvenes para endoscopías y colonoscopías sin la presencia de síntomas tardíos”, detalla el Dr. Cordero.

Las tasas mas altas de incidencia del cáncer colorrectal ocurren en regiones desarrolladas. Sin embargo, el 45% de los casos se registra en países menos desarrollados y se estima que para el 2030 aumentarán anualmente a 2.2 millones los casos diagnosticados y a 1,1 millón las muertes.

En la región se registra un aumento progresivo y Chile no escapa de esta estadística. Entre 1990 y 2017, los casos de incidencia pasaron de 13,4 a 22 casos por cada 1000 habitantes y de mortalidad de 10,7 a 12,5.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

En el estudio más grande de la composición bacteriana intestinal (también llamado microbioma intestinal) hasta la fecha en personas con deficiencia de IgA selectiva por inmunodeficiencia, los investigadores de DTU Bioengineering han determinado que las personas con deficiencia de IgA tienen una incidencia mucho más frecuente de E. coli, y que existen varios factores intestinales que tienen correlación con procesos inflamatorios y patogénicos.