OMS aumenta de 150 a 300 minutos la recomendación semanal de actividad física

La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó sus recomendaciones sobre la actividad física en el mundo y aconseja a los adultos que dediquen entre 150 y 300 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa cada semana, incluidos quienes tienen alguna enfermedad crónica o discapacidad. En el caso de los niños y adolescentes, la indicación es que hagan una media de 60 minutos al día.

La OMS presentó sus nuevas directrices sobre actividad física y comportamiento sedentario, lanzadas este jueves en un momento en que muchas personas están confinadas en sus hogares o en sus territorios por la pandemia del coronavirus.

Las nuevas pautas indican que todas las personas, de todas las edades y capacidades, pueden ser físicamente activos. “Cada movimiento cuenta para una mejor salud”, apunta el documento, al mismo tiempo que señala que “se podrían evitar hasta cinco millones de muertes al año si la población mundial fuera más activa”.

Hasta ahora, esta agencia de la ONU aconsejaba a los niños de 5 a 17 años que dediquen al menos 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa y a las personas de más de 18 años que realicen 150 minutos semanales de actividades físicas moderadas aeróbicas, algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos cada semana, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

Ahora, esas pautas han cambiado. Para los menores de edad, se mantienen los 60 minutos diarios, independientemente de la intensidad del ejercicio físico, y para los adultos la recomendación aumenta de 150 a 300 minutos a la semana.

Las estadísticas de la OMS muestran que uno de cada cuatro adultos y cuatro de cada cinco adolescentes no realizan suficiente actividad física. En el ámbito mundial, se calcula que esto cuesta 54.000 millones de dólares en atención sanitaria directa y otros 14.000 millones de dólares en pérdida de productividad.

Ventajas

Según la OMS, la actividad física regular es clave para prevenir y ayudar a controlar las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2 y el cáncer, además de reducir los síntomas de depresión y ansiedad, reducir el deterioro cognitivo, mejorar la memoria y mejorar la salud del cerebro.

Las pautas también alientan a las mujeres a mantener una actividad física regular durante el embarazo y después del parto. También destacan los valiosos beneficios para la salud de la actividad física para las personas que viven con discapacidades.

La OMS recomienda a los adultos de 65 años o más que hagan actividades que enfaticen el equilibrio y la coordinación, así como el fortalecimiento muscular, para ayudar a prevenir caídas y mejorar la salud.

“La actividad física es fundamental para la salud y el bienestar, puede ayudar a agregar años a la vida y vida a los años”, apuntó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien añadió: “Cada movimiento cuenta, especialmente ahora que manejamos las limitaciones de la pandemia de Covid-19. Todos debemos movernos todos los días, de manera segura y creativa”.

Para la OMS, toda actividad física es beneficiosa y puede realizarse no solo como parte del trabajo, deporte y ocio o transporte (caminar, andar en bicicleta y andar en bicicleta), sino también a través de la danza, el juego y las tareas domésticas diarias, como jardinería y limpieza.

“La actividad física de cualquier tipo y duración puede mejorar la salud y el bienestar, pero más siempre es mejor”, recalcó Ruediger Krech, director de Promoción de la Salud de la OMS, que añadió: “Si debe pasar mucho tiempo sentado quieto, ya sea en el trabajo o en la escuela, debería hacer más actividad física para contrarrestar los efectos nocivos del comportamiento sedentario”.”Estas nuevas pautas destacan lo importante que es estar activo para nuestros corazones, cuerpos y mentes, y cómo los resultados favorables benefician a todos, de todas las edades y capacidades”, indicó Fiona Bull, jefa de la unidad de actividad física que lideró el desarrollo de las nuevas directrices de la OMS.

La OMS alienta a los países a adoptar las directrices mundiales para desarrollar políticas nacionales de salud en apoyo del plan de acción mundial sobre actividad física 2018-2030, acordado por los líderes mundiales de la salud en la 71ª Asamblea Mundial de la Salud en 2018 para reducir inactividad en un 15% en 2030.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados