Dieta mediterránea se asocia a mejoría de la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Según una intervención clínica a largo plazo ensayo dirigido por investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev y un equipo de colegas internacionales publicado en la revista ‘Gut’, una dieta mediterránea verde (MED) reduce la grasa intrahepática más que otras dietas saludables y reduce la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) a la mitad.

“Nuestro equipo de investigación y otros grupos durante los últimos 20 años han demostrado a través de rigurosos ensayos aleatorizados a largo plazo que la dieta mediterránea es la más saludable”, recuerda la investigadora principal, la profesora Iris Shai, epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de BGU que también es profesora adjunta en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

“Ahora, hemos refinado esa dieta y descubierto elementos que pueden hacer cambios drásticos en la grasa hepática y otros factores clave de salud”, añade la experta que ha trabajado en este estudio con los investigadores de Harvard profesores Meir Stampfer y Frank Hu, presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela Chan.

La EHGNA afecta a entre el 25% y el 30% de las personas en Estados Unidos y Europa. Si bien algo de grasa es normal en el hígado, el exceso de grasa (5% o más) conduce a resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, riesgo cardiovascular, así como a una disminución de la diversidad del microbioma intestinal y al desequilibrio microbiano. Dado que actualmente no hay ningún fármaco disponible para tratar el hígado graso, la única intervención es la pérdida de peso y la reducción del consumo de alcohol.

Este ensayo clínico nutricional de resonancia magnética (llamado Direct-Plus), realizado por un equipo de investigación internacional dirigido por el profesor Shai, es el primero en desarrollar y probar una nueva dieta mediterránea verde

Esta dieta MED modificada es rica en verduras, incluye una ingesta diaria de nueces (28 gramos) y menos carnes rojas procesadas. Está enriquecido con componentes verdes, ricos en polifenoles, que incluyen de tres a cuatro tazas de té verde / día y 100 gramos (cubos congelados / día) de un batido verde de Mankai, una planta verde acuática también conocida como lenteja de agua, que tiene un alto contenido de proteína biodisponible, hierro, B12, vitaminas, minerales y polifenoles.

“Abordar esta enfermedad hepática común mediante una intervención específica en el estilo de vida podría promover una estrategia nutricional más eficaz –resalta el doctor Anat Yaskolka-Meir, primer autor y miembro de la Escuela de Salud Pública de BGU–. Este ensayo clínico demuestra una herramienta nutricional eficaz para la EHGNA más allá de la pérdida de peso”.

Esta prueba DIRECT-PLUS de 18 meses comenzó en 2017 en el Centro de Investigación Nuclear Negev, en Dimona, Israel, cuando 294 trabajadores de 50 años con obesidad abdominal se dividieron al azar en tres grupos: régimen dietético saludable, dieta mediterránea y dieta mediterránea verde.

Además de la dieta, todos los participantes recibieron un régimen de ejercicio físico con una membresía gratuita al gimnasio. Los participantes se sometieron a resonancias magnéticas para cuantificar la proporción exacta de exceso de grasa intrahepática antes y después del ensayo.

Los resultados mostraron que cada dieta conducía a una reducción de la grasa hepática. Sin embargo, la dieta MED verde resultó en la mayor reducción de grasa hepática (-39%), en comparación con la dieta mediterránea tradicional (-20%) y las pautas dietéticas saludables (-12%). Los resultados fueron significativos después de ajustar la pérdida de peso.

En general, la dieta MED verde produjo reducciones drásticas en el hígado graso. La prevalencia de la EHGNA cayó del 62% al inicio del estudio al 31,5% en el grupo mediterráneo verde, hasta el 47,9% en el grupo mediterráneo y el 54,8% en el grupo de régimen dietético saludable.

Específicamente, una mayor ingesta de mankaki y nueces y una menor ingesta de carne roja / procesada se asociaron significativamente con el grado de pérdida de IHF, después de controlar otras variables. Ambos grupos de MED tenían niveles plasmáticos totales de polifenoles significativamente más altos.

Se detectaron polifenoles más específicos, que se encuentran en las nueces y Mankai, en el grupo MED verde. Los investigadores plantean la hipótesis de que el efecto de los polifenoles y la reducción de la carne roja juegan un papel en la reducción de la grasa hepática.

 

 

 

 

 

 

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró la muestra de apoyo global demostrada en la Cumbre Mundial de Covid-19, organizada por el presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, este pasado miércoles, pero pidió que "los compromisos se conviertan en acciones inmediatas para acabar con la pandemia de forma equitativa".
El miércoles 29 de septiembre a partir de las 19:00 se realizará este encuentro organizado por Pro Salud Chile, con el objetivo de conocer cómo operará este nuevo modelo de prescripción y cuáles son sus ventajas, tanto para la salud y seguridad de los pacientes, como para asegurar la trazabilidad