Cáncer renal: un cáncer silencioso que va en aumento

Según un artículo publicado el año pasado en la Revista Chilena de Urología, el cáncer renal ocupa el 14º lugar a nivel mundial, con una relación de 1,7 hombres por mujer. En tanto, su mortalidad ocupa la posición 16, con una relación de 1,8 hombres por mujer.

En nuestro país, con cerca de 1.951 nuevos casos cada año, es el octavo más frecuente y es la tercera causa de fallecimiento de los canceres urogenitales tras el de próstata y vejiga. Para el año 2040 el Global Cancer Observatory (GLOBOCAN) proyecta un incremento de 1.394 casos nuevos.

Muchos de estos se diagnostican cuando ya están muy avanzados. Al ser un cáncer que no presenta síntomas se detecta tarde. “No existe un estudio que haya demostrado que se pueda pesquisar tempranamente, porque debería ser un estudio como una ecografía abdominal o una tomografía, pero no se ha demostrado claramente que uno tenga que realizarse estas pruebas para encontrarlo. Especialmente porque no es un cáncer tan prevalente y uno debería hacer muchos estudios para detectar pocos tumores y eso no es efectivo desde el punto de vista poblacional. Por eso a diferencia de otros tumores como el de colon, el de próstata, o el de mama no se hacen estudios de detección precoz, explica el doctor Juan Pablo Sade, médico oncólogo de la Unidad Genito-Urinaria del Instituto Alexander Fleming y del Hospital Universitario Austral de Argentina.

Según la Clínica Mayo de Estados Unidos,  entre los factores que pueden aumentar el riesgo de tener cáncer de riñón se encuentran: edad avanzada (el riesgo de tener cáncer de riñón aumenta con la edad), tabaquismo, obesidad, presión arterial alta (hipertensión), tratamiento de la insuficiencia renal, ciertos síndromes heredados (enfermedad de von Hippel-Lindau, el síndrome de Birt-Hogg-Dube, el complejo de esclerosis tuberosa, el carcinoma hereditario de células renales papilares o el cáncer renal familiar); antecedentes familiares de cáncer de riñón.

En cuanto a los síntomas, el doctor Carlos Rojas, oncólogo médico de Clínica Universidad Los Andes y director ejecutivo de Bradford Hill, indica que “aunque el cáncer de riñón no suele presentar avisos en sus primeras etapas, estos pueden desarrollarse con el tiempo, entre los que se incluyen: Sangre en la orina, dolor en la espalda o en el costado que no desaparece; pérdida del apetito; pérdida de peso sin causa aparente, cansancio y fiebre”.

El especialista agrega que el “90% de los cánceres de riñón corresponde a carcinomas de células renales (CCR), de los cuales entre un 20% y un 30% se diagnostica cuando la enfermedad se encuentra en etapas avanzadas, y entre quienes se detecta en forma precoz, un 30% desarrollará metástasis en el tiempo”.

Se calcula que durante 2020 se diagnosticarán aproximadamente 73.820 nuevos casos de cáncer renal en Estados Unidos y aproximadamente 14.770 personas fallecerán por la enfermedad. El CCR es la forma más frecuente de cáncer de riñón y representa alrededor del 2 al 3% de todos los casos de cáncer en adultos. Entre un 20% y un 30% de los pacientes con cáncer de riñón se diagnostica por primera vez en estadio avanzado. La tasa de sobrevida a cinco años en pacientes con CCR metastásico es de aproximadamente el 12%.

Lo positivo dentro de este panorama es la llegada de nuevas terapias que han ayudado a mejorar el tratamiento de esta enfermedad, las más recientes en forma de combinaciones orales de distintas drogas, entre las que figuran combinaciones de inmunoterapias y terapias dirigidas. “Llamamos a la era actual, la era dorada del tratamiento del cáncer de riñón, porque luego de algunos años sin novedades, en los últimos tres años se han producido avances extraordinarios en el tratamiento de esta enfermedad”, sostiene el doctor Sade.

La alianza global entre Merck y Pfizer para inmuno-oncología está enfocada en el desarrollo y comercialización de terapias conjuntamente. Esta alianza se concentra en desarrollar programas clínicos internacionales de alta prioridad para investigar esta inmunoterapia como monoterapia, así como también en regímenes combinados, y aspira a encontrar nuevas formas de tratar el cáncer.

Producto de la pandemia las consultas en torno al cáncer han presentado una fuerte disminución. De acuerdo a estimaciones realizadas por la Asociación de Clínicas de Chile, solo entre mayo y junio de 2020, la detección de cánceres ha descendido, en promedio, en un 54% en comparación al mismo periodo del año anterior. La entidad realizó un llamado a los pacientes para que consulten oportunamente y realicen sus exámenes postergados.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Investigadores están desarrollando un implante dental inteligente que resiste el crecimiento bacteriano y genera su propia electricidad al masticar y cepillar para encender una luz que rejuvenece los tejidos. La innovación podría extender la vida útil de un implante.
Al igual que el SARS-CoV-2 constituye una pandemia que ha cobrado más de 4 millones de vidas y más de 200 millones de personas diagnosticas que aún conviven con diversas secuelas, la Asociación Chilena de Hepatología (ACHHEP), filial de la Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE), advierte su preocupación acerca de la pandemia del consumo excesivo de alcohol.