La OMS advirtió que el coronavirus no desaparecerá en 2021

La Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó que la humanidad pueda terminar con la pandemia de covid-19 para fin de año. “Sería muy prematuro y, creo, poco realista pensar que vamos a acabar con este virus antes de 2022”, dijo Michael Ryan, director de operaciones de emergencia del organismo.

Para el funcionario, sin embargo, es posible “que lo que podemos eliminar, si somos inteligentes, son las hospitalizaciones, muertes y tragedias asociadas con esta pandemia”.

Al mismo tiempo, la institución ha alertado de que, por primera vez en siete semanas, los casos de coronavirus en el mundo han aumentado, algo que el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha calificado como “decepcionante pero no sorprendente”.

Menos África y el Pacífico Occidental, todas las regiones reflejaron la semana pasada un incremento de los contagios. Según el director, podría deberse a “la relajación de las medidas de salud pública, la circulación continua de variantes y la gente, que baja la guardia”.

Controlar a las variantes

La OMS se está enfocando en mantener baja la transmisión del virus, ayudando a prevenir la aparición de variantes y reduciendo el número de personas infectadas. La vacunación de los trabajadores sanitarios de primera línea y más vulnerables “eliminará el miedo y la tragedia de la pandemia” , añadió Ghebreyesus.

El jefe de la OMS quiere que se inicie la vacunación de los trabajadores de la salud en todos los países del mundo durante los primeros 100 días del año, lo que significa que quedan 40 días para lograr este objetivo.

“Y es lamentable que algunos países sigan dando prioridad a la inmunización de los adultos más jóvenes y sanos con menor riesgo de enfermarse en sus propias poblaciones, en lugar de los trabajadores de la salud y las personas mayores de otros lugares”, dijo, sin citar a los países que tienen esta estrategia.

Por otra parte, dio la bienvenida a las primeras aplicaciones de vacunas permitidas por el dispositivo Covax el lunes en Ghana y Costa de Marfil. “Es alentador ver que los trabajadores de la salud en los países de bajos ingresos comienzan a ser inmunizados, pero es lamentable que esto ocurra casi tres meses después de que algunos de los países más ricos hayan comenzado sus campañas de inmunización”, dijo.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.