Un nuevo estudio plantea la posibilidad de que la dieta vegana deteriora la salud ósea

La dieta vegana sigue ganando adeptos y las investigaciones incrementan respecto a los problemas y/o beneficios que puede acaparar este tipo de alimentación en el cuerpo humano.  En el último tiempo el debate se ha tornado entre científicos y médicos que intentan despejar dudas sobre el no consumo de animales y productos derivados.

Un nuevo estudio liderado por investigadores del Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos (BfR) advirtió que seguir una dieta de este tipo puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de sufrir fracturas.

La investigación, publicado en la revista Nutrients, estudió la salud ósea de 36 veganos y 36 personas con dieta omnívora. Para llegar a los resultados, los 72 participantes fueron sometidos a una medición de ultrasonido del hueso del talón.

En promedio, las personas que siguieron una dieta vegana tuvieron valores de ultrasonido más bajos en comparación con el otro grupo, lo que repercute en que las personas veganas tienen una peor salud ósea.

“Se descubrió que una dieta vegana se asocia con una menor densidad mineral ósea, que se relaciona con un mayor riesgo de fractura, en comparación con los omnívoros “, manifestaron los científicos en un comunicado publicado en el sitio web de la BfR.

Para este estudio también se determinaron biomarcadores en sangre y orina, índices que tienen como objetivo identificar los nutrientes que podrían estar relacionados con la dieta y la salud ósea. De 28 parámetros de estado nutricional y metabolismo óseo, fue posible identificar doce biomarcadores más fuertemente asociados con la salud ósea, entre ellos, el aminoácido lisina y las vitaminas A y B6.

Los resultados mostraron que, en la mayoría de los casos, la combinación de estos biomarcadores estuvo presente en concentraciones más bajas en los veganos, lo que podría explicar la mala salud ósea. «Una dieta vegana a menudo se considera consciente de la salud. Sin embargo, nuestros hallazgos científicos indican que una dieta vegana sí afecta la salud de los huesos», dice el profesor Dr. Andreas Hensel, presidente de BfR.

Respecto a otras investigaciones relacionadas con la salud ósea, el equipo de investigación enfatiza que, si bien los resultados de la investigación apuntan que la dieta vegana aporta menos nutrientes para la salud ósea, es indispensable seguir investigando para confirmar.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

En un artículo de revisión publicado en Nature Cardiovascular Research por expertos en cardiología, neumología y ciencias de investigación básica del Brigham and Women's Hospital, los investigadores exponen la evidencia que demuestra cómo el asma alérgica y otras alergias asociadas pueden ser factores de riesgo de CVD y cómo los medicamentos administrados para tratar el asma también puede influir en el riesgo de ECV.
Se cree que la corteza cerebral es la sede del procesamiento consciente en el cerebro. En lugar de inactivarse, algunas células específicas de la corteza cerebral muestran una mayor actividad espontánea durante la anestesia general que cuando se está despierto, y esta actividad se sincroniza entre esas células corticales. Una mejor comprensión de los mecanismos neuronales de la anestesia general podría dar lugar a mejores fármacos anestésicos y a mejores resultados quirúrgicos.