Farmacéuticas advierten escasez de materias primas para la fabricación de vacunas contra el COVID-19

Más de cien farmacéuticas y otros actores del área de la salud cerraron esta semana dos días de reuniones para estudiar cómo aumentar la producción de vacunas anticovid. Esto debido a que la producción a gran escala para cumplir con la demanda mundial ha originado la escasez de algunas de las materias primas requeridas.

La reunión, organizada por Chatham House (con rigurosas reglas de confidencialidad) subrayó el difícil reto que supone producir todas las vacunas proyectadas, una labor que según destacaron los asistentes del encuentro no tiene precedentes.

“Las compañías anticipan para este año una producción de entre 10.000 y 14.000 millones de dosis de vacunas anticovid, cuando en años normales se fabrican entre 3.500 y 4.500 millones de dosis de todas las otras vacunas sumadas”, destacó en la rueda de prensa Richard Hatchett, consejero delegado de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias.

El director general de la Federación Internacional de Asociaciones de Fabricantes de Fármacos (IFPMA por sus siglas en inglés), Thomas Cueni, comentó que en el encuentro todas las firmas mostraron su compromiso para aumentar la producción de dosis anticovid, pese a las crecientes dificultades de esta tarea.

En este sentido, Hatchett también consideró preocupante que algunos países, ante los problemas de abastecimiento de vacunas y materias primas para su fabricación, hayan considerado limitaciones a la exportación, algo que en su opinión podría afectar también a la distribución de otros productos médicos.

Según IFPMA, se necesita “un urgente diálogo abierto entre fabricantes, distribuidores, organizaciones internacionales y gobiernos para enfrentar esta escasez de materias primas para que no interrumpan la producción de vacunas”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que solo se han administrado por ahora en el mundo unos 268 millones de dosis, lejos de las 10.000 millones que se necesitarían aproximadamente para inmunizar a un 70% de la población mundial, el mínimo necesario para conseguir la inmunidad de grupo.

Los once fabricantes, cuyos tratamientos ya están siendo usados clínicamente contra la COVID-19, han producido por ahora unos 400 millones de dosis, siendo Pfizer la que ha fabricado un mayor número (119 millones), seguida de Sinovac (91 millones) y AstraZeneca (83 millones), según cifras presentadas en el encuentro.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados