Cinco universidades chilenas formarán parte del Grupo de Vigilancia Genómica del Covid-19

Esta semana autoridades de salud y ciencias anunciaron que las Universidades de Chile, de Santiago, Católica, Antofagasta y Austral se suman al trabajo de secuenciación genómica del SARS-CoV-2 encabezado por el Ministerio de Ciencias, Tecnologías, Conocimientos e Innovación.

El trabajo era realizado por el Instituto de Salud Pública, pero recientemente tomó el liderazgo el Micitec trabajando en conjunto con el ISP y el Ministerio de Salud, incorporando al plan de secuenciación genómica del SARS-CoV-2 laboratorios universitarios a esta tarea, con el fin de llegar a 500 muestras semanales.

La iniciativa tiene por objetivo “apoyar al programa de vigilancia genómica liderado por el Ministerio de Salud en la detección y análisis de variantes del SARS-CoV-2, a través de la coordinación de capacidades de instituciones públicas, académicas e internacionales, disponibilizando los datos en forma abierta”, declararon desde el Ministerio de Ciencias.

Respecto al trabajo que se ha realizado hasta el momento, el ministro de Salud, Enrique Paris indicó que “el ISP ha detectado dos variantes, la británica y la brasileña. En el aeropuerto, nosotros somos capaces de detectar o captar una alarma, en el sentido de que hay una respuesta diferente en la reacción de polimerasa en cadena e inmediatamente eso se lleva al ISP”

A principio de febrero, la Sociedad de Genética de Chile (Sochigen) realizó un levantamiento de información respecto a las capacidades de secuenciación que existe en Chile para el monitoreo genómico de variantes del SARS-CoV-2, donde destacaron que existen 22 grupos que cuentan con capacidades de secuenciación masiva de distintas universidades.

En marzo, el presidente de la Sochigen, Francisco Cubillos, junto con el coordinador del Consorcio Genomas CoV2 y director del Centro de Regulación del Genoma, Miguel Allende, presentaron otro documento que consolidaba las capacidades de secuenciación en Chile que identifica a 32 laboratorios a lo largo del país.

Según el último informe publicado el 26 de marzo, en Chile se han identificado 64 casos de la variante B.1.1.7. Respecto a la variante P.1 de ellos se han reportado 45 casos.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados