expertos en la controversia sobre las vacunas en Chile

OMS sugiere que altas tasas de vacunación ayudarían a reducir la transmisibilidad del Covid-19 y sus variantes

La vacunación contra el Covid-19 tendría que cubrir, al menos, a un 80% de la población para reducir significativamente el riesgo de contagio por nuevas variantes. El doctor Michael Ryan, jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, esbozó en una conferencia de prensa que, en última instancia, “los altos niveles de cobertura en la vacunación son la salida a esta pandemia”.

Si bien el funcionario de la OMS reconoció que aún no están claras las cifras para reducir la transmisión, aseguró que este “seguramente está por encima del 80% de cobertura para estar en una posición donde se pueda afectar significativamente al riesgo de que un caso importado pueda generar casos secundarios, un foco o un brote”, afirmó.

Muchos países ricos han ampliado su campaña de inmunización a adolescentes y niños. Sin embargo, en las naciones más pobres aún no se ha podido aplicar la vacuna hacia la población con mayor riesgo de contagiarse y agravarse por Covid-19.

Ante este escenario, Ryan enfatizó en que “se requieren altos niveles de vacunación, especialmente en el contexto de variantes más transmisibles, para estar seguros”.

Gran Bretaña, que ha reducido sus contagios gracias a una agresiva campaña de vacunación, registró un repunte reciente en los casos atribuidos a las llamada variante delta, que fue detectada por primera vez en India.

Por su parte, Maria Van Kerkhove, técnica de la OMS experta en Covid-19, destacó que la variante delta se está extendiendo a más de 60 naciones y que es más contagiosa que la alpha, que surgió en Gran Bretaña.

De esta forma, explicó que esta se caracteriza por presentar “preocupantes tendencias de mayor transmisibilidad, mayor mezcla social, relajación de las medidas sociales y de salud pública, y una distribución de vacunas desigual y no equitativa en el mundo”.

Programa COVAX

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a los líderes del Grupo de los Siete, que incluye a los siete países más industrializados del mundo, que ayuden al programa COVAX, respaldado por Naciones Unidas, a impulsar el acceso a los fármacos contra el virus en los países en vías de desarrollo.

Antes de la cumbre del G7 prevista para finales de semana en Inglaterra, Tedros dijo que podrían ayudar a cumplir su objetivo de que al menos el 10% de la población de cada país esté vacunada para finales de septiembre, y el 30% a final de año.

“Para alcanzar esos objetivos, necesitamos 250 millones de dosis adicionales para septiembre, y necesitamos cientos de millones de dosis en junio y julio”, afirmó aludiendo a la reunión entre Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos.

“Estas siete naciones tienen el poder de cumplir con estos objetivos. Estoy pidiendo al G7 no solo que se comprometa a compartirlas, sino que se comprometa a compartirlas en junio y julio”, añadió.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Artículos relacionados

Más de 15 ponentes nacionales e internacionales participaron en el encuentro, presentando estudios, metodologías, estrategias y herramientas, que buscan garantizar la entrega de un servicio de salud seguro. Junto a ellos, asistieron los líderes regionales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asiste como la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de España, Chile y Cuba.