Ofician a servicios de salud y centros formadores a reanudar actividades docentes presenciales

Ante la petición de la Asociación de Estudiantes de Medicina de Chile (ASEMECH) y el pronunciamiento de Facultades de Medicina en el país y gremios de salud, las subsecretarías de Redes Asistenciales y de Educación Superior enviaron un oficio el 19 de julio a los servicios de salud y otros centros formadores en el que se les solicitó “la planificación y ejecución del retorno a la actividad docente presencial, tanto de pregrado como de posgrado”.

La Superintendencia de Educación Superior endureció las fiscalizaciones para forzar que los establecimientos retomen la presencialidad desde la fase de Transición en adelante. Estos deberán abrir cumpliendo con protocolos como el uso de mascarilla, un metro de distancia y registro de quienes concurran a las actividades presenciales.

El oficio indica que, si los planteles no cuentan con una “planificación adecuada” para reanudar la presencialidad “o no hayan ejecutado las medidas necesarias para normalizar de manera progresiva la modalidad de enseñanza convenida originalmente con sus estudiantes”, se les podrían instruir sanciones “de hasta 1.000 UTM por cada incumplimiento contractual acreditado”.

En el documento, ambas subsecretarías detallan que la emergencia sanitaria del coronavirus ha implicado el retraso en “la realización de procesos formativos prácticos que requieren presencialidad en campos clínicos, provocando la postergación de numerosos egresos y titulaciones en las carreras del área”.

En la resolución se da cuenta de que las titulaciones en programas de salud impartidos por universidades durante el 2020 cayeron en un 61,5% respecto del 2019, siendo las carreras más afectadas Medicina, Odontología y Kinesiología, las que presentaron caídas por sobre el 70%.

Sobre estos retrasos, el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, indicó que la detención de la actividad docente en la red “ha representado un importante problema para los estudiantes de carreras de la salud. En efecto, según el Informe de Titulación 2020 realizado por nuestro Servicio de Información de la Educación Superior (SIES), las carreras del área de la salud fueron las más afectadas del sistema, al mostrar una disminución en el número de sus titulados de un 46,5% en comparación con el año anterior”.

Por su parte, la Asemech realizó una encuesta a los estudiantes de educación superior de las carreras de salud donde se indica que de 28 universidad pertenecientes a la organización solo en 11 se están desarrollando prácticas clínicas de forma presencial y en 16 recintos educacionales los estudiantes están realizando prácticas clínicas en centros de simulación.

Desde Redes Asistenciales, el subsecretario Alberto Dougnac indica que “para nosotros es muy importante retomar las actividades formativas de manera que, mediante la práctica, cada estudiante pueda aplicar el aprendizaje dictado en las aulas. De esta forma, nuestros campos clínicos vuelven a ser aquellos espacios de conocimiento, formación y perfeccionamiento que permiten preparar profesionales comprometidos con la salud pública de nuestro país”.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Las lesiones de la espalda pueden dejar en suspenso la vida de una persona. Aunque la mayoría de las personas encuentra alivio en los métodos no quirúrgicos, como la fisioterapia, las inyecciones de esteroides y los medicamentos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica en algunos casos, incluido el de los pacientes con trastornos de la columna vertebral.