Estudio indica que Covid-19 puede incidir en el riesgo de parto prematuro

Investigadores de la Universidad de California, desarrollaron un estudio que alerta que el riesgo de un parto prematuro (con menos de 32 semanas de gestación), es un 60% mayor en mujeres infectadas con Covid-19. Así mismo, el riesgo a dar a luz con menos de 37 semanas se produjo en un 40% de las infectadas.

Además, el estudio, publicado en la revista The Lancet Regional Health-Americas, arrojó que las personas que presentaban enfermedades sistémicas como hipertensión, diabetes y/u obesidad, el riesgo de parto prematuro aumentaba un 160%.

“El nacimiento prematuro se asocia con muchos resultados desafiantes para las personas embarazadas y los bebés, y los nacimientos muy prematuros conllevan el mayor riesgo de complicaciones infantiles”, afirmó la autora principal, Deborah Karasek, profesora asistente en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias de la Reproducción, e investigadora de la Iniciativa de Nacimiento Prematuro de California en dicha universidad.

Desde esta perspectiva, los investigadores indican que urge la implementación de medidas preventivas para aquellas mujeres embarazadas con Covid-19 para prevenir el parto prematuro. “Las personas embarazadas pueden tener preocupaciones sobre las vacunas y la salud de su bebé, por lo que poder mantener un diálogo abierto que valore esas preocupaciones, describa las pruebas sobre la seguridad y transmita los riesgos que supone la infección por Covid-19 durante el embarazo es de vital importancia”, añade Karasek.

A finales de julio, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) emitió una guía actualizada donde se recomienda a las embarazadas a vacunarse contra el Covid-19. Este grupo se considera una población de alto riesgo de infección por Covid-19. Otros organismos de salud internacionales también han recomendado la inoculación, especialmente completar su esquema  del segundo y tercer trimestre del embarazo.

Desigualdades sociales en las tasas de prematuridad

Otros de los datos que reveló el estudio son las disparidades existentes en las tasas de nacimientos prematuros de los negros y los indígenas en comparación con los blancos, como la conocida carga excesiva de la pandemia en las comunidades negras.

“Dado que la carga de Covid-19 es mayor en estas poblaciones, al igual que la carga de los nacimientos prematuros, esto señala realmente la necesidad de un enfoque de equidad”, ha dicho Karasek. “Con el aumento de las infecciones y el incremento de la variante delta, debemos pensar en las personas embarazadas, especialmente en las poblaciones negras, como los grupos a los que hay que dar prioridad, con políticas de apoyo para reducir la exposición y el estrés, y aumentar el acceso a la atención”.

Los investigadores analizaron todos los nacimientos vivos entre julio de 2020 y enero de 2021 documentados por los certificados de nacimiento de California Vital Statistics. De los 240.157 nacimientos registrados, casi 9.000 (3,7%), indicaron un diagnóstico de Covid-19 en el embarazo. La tasa de nacimientos prematuros entre las personas que dieron a luz con un diagnóstico de Covid-19 fue del 11,8% en comparación con el 8,7% entre las que no tenían Covid-19.

Tener comorbilidades junto con la infección por Covid-19 aumentó el riesgo de parto prematuro. Las personas con hipertensión, diabetes y/u obesidad, así como con un diagnóstico de Covid-19, tenían un riesgo 160% mayor de tener un parto muy prematuro y un riesgo 100% mayor de tener un parto prematuro en comparación con las que no tenían comorbilidades o Covid-19.

Además, los investigadores descubrieron que las tasas de nacimientos prematuros no variaban en función de si los partos eran espontáneos o con indicación médica, lo que podría indicar la existencia de múltiples vías entre el diagnóstico de Covid-19 y el nacimiento prematuro, ha señalado Karasek.

Las limitaciones del estudio incluyen que no se pudo determinar en qué momento del embarazo las personas contrajeron Covid-19, ni la gravedad de las infecciones. Estos detalles son importantes para comprender los mecanismos por los que la Covid-19 afecta al riesgo de parto prematuro. Al respecto, la autora principal ha anunciado que se están estudiando actualmente en la Universidad de California-San Francisco y en otros lugares.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró la muestra de apoyo global demostrada en la Cumbre Mundial de Covid-19, organizada por el presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, este pasado miércoles, pero pidió que "los compromisos se conviertan en acciones inmediatas para acabar con la pandemia de forma equitativa".
El miércoles 29 de septiembre a partir de las 19:00 se realizará este encuentro organizado por Pro Salud Chile, con el objetivo de conocer cómo operará este nuevo modelo de prescripción y cuáles son sus ventajas, tanto para la salud y seguridad de los pacientes, como para asegurar la trazabilidad