Nueva forma de administrar medicamentos moleculares a las células

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el Instituto McGovern de Investigación Cerebral del MIT, el Instituto Médico Howard Hughes y el Instituto Broad del MIT y la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, han desarrollado una nueva forma de administrar terapias moleculares a las células, según anuncian en la revista ‘Science’.

El sistema, denominado SEND, puede programarse para encapsular y administrar diferentes cargas de ARN. Aprovecha las proteínas naturales del organismo que forman partículas similares a los virus y se unen al ARN, y puede provocar una respuesta inmunitaria menor que otros métodos de administración.

La nueva plataforma de administración funciona eficazmente en modelos celulares y, si se sigue desarrollando, podría abrir una nueva clase de métodos de administración para una amplia gama de medicamentos moleculares, incluidos los de edición y sustitución de genes.

Los actuales vehículos de administración de estas terapias pueden ser ineficaces e integrarse aleatoriamente en el genoma de las células, y algunos pueden estimular reacciones inmunitarias no deseadas. SEND promete superar estas limitaciones, lo que podría abrir nuevas oportunidades para desplegar la medicina molecular

Compartir este artículo

Artículos relacionados

"Gobiernos y ciudadanos de todo el mundo deben ser conscientes de que el blanqueo ecológico de la industria tabacalera está aumentando y debe ser contrarrestado. A pesar de los intentos de la industria por mejorar su imagen, el consumo de tabaco sigue siendo una de las principales causas de muerte prematura y de daños ambientales", advirtió la OMS en un informe publicado recientemente.
Los pacientes con adenocarcinoma ductal pancreático (ADCP) tenían seis veces más probabilidades de haber tenido enfermedad de cálculos biliares en el año anterior al diagnóstico que los pacientes sin cáncer, lo que sugiere que los cálculos biliares podrían ser una señal de advertencia para este cáncer agresivo y mortal, según una investigación que se presentará en la Digestive Disease Week (DDW) 2022.