Colegios profesionales de salud rechazan reforma al Código Sanitario propuesto por el Minsal

El primer gremio en elevar la voz respecto a la modificación del Código Sanitario fue el Colegio de Matronas y Matrones de Chile, declarándose en “Alerta Máxima”, tras el envío de un proyecto de ley por parte del Gobierno, que modifica el Libro V del actual Código Sanitario. Desde el colegio afirman que “se corre el serio riesgo de generar un deterioro a la salud de las mujeres, contraviniendo los tratados y convenciones internacionales ratificados por el Estado de Chile en materia de Género y Derechos Humanos”.

El pasado lunes, el Colegio de Tecnólogos Médicos convocó a un paro sumándose al rechazo a la reforma del Código Sanitario, proyecto en el que aseguran el Minsal no escuchó a los profesionales de la salud, afectándolos con sus propuestas.

Los tecnólogos médicos aseguran que esta reforma afecta a sus labores. “La reforma estaría dejando fuera las cinco menciones que tiene la profesión de tecnólogo médico. Tenemos laboratorio clínico, hematología y banco de sangre, la de morfofisiopatología y citodiagnóstico, la de radiología y física médica, la de oftalmología y la de otorrinolaringología, y ninguna de estas irían nombradas en el Código Sanitario”, explicó la presidenta del Colegio de Tecnólogos Médicos, Edith Valenzuela.

Junto a ello, la profesional de la salud recalcó que esto no solo afecta a los profesionales del área, sino también a toda la ciudadanía. “Esta es una situación muy grave, sobre todo para la población y nuestros pacientes, ya que se les arrebataría el derecho de ser atendidos por los profesionales más adecuados e idóneos de estas especialidades. Por ejemplo, la especialidad de laboratorio clínico ha tenido un rol relevante en esta pandemia, se han realizado más de 19 millones de test de PCR y, sin embargo, esta especialidad no aparece en el Código Sanitario”.

Ante este escenario, desde el Colegio de Tecnólogos Médicos esperan dialogar con parlamentarios para abordar el proyecto, así como también esperan que el Ministerio de Salud explique por qué se decidió avanzar de esta forma en la iniciativa.

Una tercera organización que se ha pronunciado respecto al Código Sanitario es el Colegio de Cirujanos Dentista de Chile, quienes advierten una serie de aprensiones respecto a la odontología. “No considera la definición internacional de la odontología como disciplina, generando restricciones arbitrarias al ejercicio de la profesión, incompatibles con la factibilidad de desarrollo de nuestra área del saber y de la atención más actualizada y pertinente a los pacientes”, explicó Carlos Marchant, presidente del colegio.

Desde el gremio advierten que “las restricciones que se pretenden imponer por vía reglamentaria en temas tales como dispositivos médicos, prescripción, órdenes de exámenes obstaculizan la labor del cirujano dentista y sus diferentes especialidades, así como pone en riesgo la salud de la población, generando un aumento de trámites burocráticos o políticos que afectarían las prestaciones en salud”.

Aseguran que en la nueva redacción falta una definición entre el rol de los profesionales de carácter general y los especialistas, donde “no se hace mención alguna a estos últimos”. Además, Marchant sostiene que la reforma mantiene una norma inconstitucional al toparse con el artículo 19 de la Constitución respecto de la revisión ética de los Colegios Profesionales ante sus colegiados, a lo que se agrega que la propuesta de ejercicio excepcional de la profesión es demasiado amplia, lo que dijo pone en riesgo la calidad de las atenciones de salud.

La reforma no integra las indicaciones de los gremios

El trabajo de reformar el Código Sanitario comenzó hace 4 años, donde el Ministerio de Salud invitó a 14 colegios profesionales de la salud más el Colegio de Técnicos de Nivel Superior (TENS), para modificarlo de forma urgente según los nuevos desafíos que enfrenta el área de salud y las necesidades de la población. Sin embargo, los gremios acusan que sus consideraciones no fueron tomadas en cuenta por la autoridad.

“El texto ingresado por el Ejecutivo a la Cámara de Diputados y Diputadas, dista mucho de lo trabajado en la Mesa. De ser aprobado, se corre el serio riesgo de generar un deterioro a la salud de las mujeres, contraviniendo los tratados y convenciones internacionales ratificados por el Estado de Chile en materia de Género y Derechos Humanos, y llevando a la matronería a una precariedad profesional que no se había visto en décadas”, expresó el Colegio de Matronas y Matrones de Chile en un comunicado.

Desde la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud, Fenpruss, su presidente Aldo Santibáñez, manifestó que como organización presentaron preocupación al darse cuenta de que el proyecto no era validado por los colegios profesionales.

“Nos preocupa porque a partir de las modificaciones hay un retroceso particular de algunas de nuestras profesiones, en otros se avanza, hay profesiones que se incorporan, pero nos preocupa en particular el área de matronería y tecnología médica. Lo que hemos dicho es que debe suspenderse la tramitación de este proyecto de ley, volver a conversar con los actores, en este caso los colegios profesionales principalmente”, sostuvo.

Además, Santibáñez indicó que si bien se desconoce por qué el Minsal omitió lo propuesto por los gremios, y adoptó un camino totalmente opuesto, lo que está sucediendo va en línea con lo que han visto en el último tiempo por parte de las autoridades.

Revisión en cámara de diputados

Dada la acusación que han hecho diversos colegios profesionales, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados informó que se citará a representantes de estos colegios para conocer los alcances de las modificaciones propuestas.

El diputado Miguel Crispi, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, comentó que el lunes 30 de agosto realizarán una jornada de evaluación, invitando a los distintos gremios para conocer sus posturas frente a la reforma del Código Sanitario.

“Lo que correspondía es que nosotros lo recibiéramos y lo pusiéramos a votar de inmediato, pero lo que acordamos fue ponerle un stop a la tramitación, y en cuanto pudiéramos, escuchar de nuevo al Colegio de Matronas, Enfermeros, Podólogos, todas las distintas profesiones que son incorporadas al Código Sanitario”, comentó Crispi.

Compartir este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados