Degeneración macular: una patología invalidante

¿Se imagina usted vivir entre sombras? No poder distinguir rostros, color de ojos, ver detalles en la televisión, perder la fineza de su mirada, ver una mancha negra al centro, ver líneas ondulantes no rectas, y tampoco poder leer. Pues bien, si esto le ocurre, es porque hay problemas en su retina, pero mayormente en la mácula, una zona ubicada en el sector central de esta capa de tejido nervioso que cubre el ojo y que nos permite ver los detalles de las cosas, a través de la recepción de la luz y su posterior transformación en electricidad para ser interpretada por el cerebro.

Esta enfermedad llamada degeneración macular, se puede adquirir con el paso de los años, pero también tiene un rango genético, como resalta Rodrigo Candia, Oftalmólogo del departamento de retinas del HSJD, por lo que hay que estar atentos a su irrupción, antes de perder la visión.

“Como todas las enfermedades o la gran mayoría, hay otros factores más asociados, como el factor genético, es decir la herencia, los antecedentes familiares, si un familiar lo tuvo, el consumo de tabaco, especialmente el factor de riesgo más modificable, dentro de otros”, resalta el profesional.

Hace pocos días la actriz Luz Jiménez, de 86 años, con larga trayectoria en teatro y TV, conocida por su papel de “mamá Pasca” en la exitosa telenovela Romané de TVN, reconoció sufrir estos síntomas, asociados a una degeneración macular y comentó lo invalidante que era para su carrera.

“Por supuesto que puede llegar a ser invalidante, y cómo dice su nombre es degeneración macular relacionada a la edad, es decir, el apellido nos entrega el principal factor de riesgo que es la edad, todos estamos expuestos en la medida que pase el tiempo”, aclara Rodrigo Candía.

Ahora, si bien la patología aparece cerca de los 70 años, en el caso de las dolencias asociadas a la edad; también puede incursionar sobre los 50 años cuando existe un factor hereditario. Los pacientes padecen de dos variantes: la seca –producto del desgaste- la tiene un 85% de las personas y la húmeda –aparición de líquido- que es parte del 15 % de las atenciones.

Pero ¿cómo podemos prevenir la degeneración macular? Responde el Oftalmólogo del HSJD, “básicamente en el control oftalmológico habitual, al menos una vez al año, es el que permite pesquisar algunos signos que puedan orientar a quienes pueden tener mayor riesgo, y una vez pesquisado el control periódico, para saber ¿cuándo van a hacer? –esperemos que nunca- pero si hacen la complicación, puedan perder la vista”.

Uno de los principales cuidados para la retina y por ende para la mácula es el uso de lentes con filtro UV para no exponer la vista al sol, pero también se recomienda el evitar el consumo de tabaco para prevenir la progresión de una enfermedad que te puede llevar a las sombras, como es la degeneración macular, un mal a los ojos cada vez más frecuente en una población que envejece día a día en Chile y el mundo.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han creado un nuevo modelo de tejido hepático que permite seguir los pasos de la regeneración del hígado con más precisión de lo que era posible hasta ahora. Con ello, esperan aprovechar la capacidad regenerativa del hígado para tratar enfermedades crónicas, según publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.