Gran interés ha despertado los nuevos usos de la sangre de cordón umbilical para terapias neurológicas

En el momento en que nace un bebé, los padres pueden tomar la decisión de conservar las células madre de la sangre del cordón umbilical como una posible fuente de tratamiento de cara al futuro. No son estudios, sino que la evidencia de los 35 mil trasplantes que ya se han hecho.

¿Cómo funcionan estos tratamientos?

La sangre de cordón umbilical de un bebé contiene células madre hematopoyéticas las cuales, cuando son trasplantadas en el paciente (en muchos casos se tratan niños, sobre todo en leucemias linfoblasticas agudas), pueden reconstruir su médula ósea y su sistema inmune, contribuyendo enormemente en casos de enfermedades graves de la sangre, tales como leucemias, linfoma o enfermedad de células falciformes. Asimismo, la infusión de estas células puede tratar a pacientes con desordenes genéticos, fallo de médula ósea o inmunodeficiencias adquiridas.

Las células madre son recolectadas del cordón umbilical y la placenta luego de que el bebé nace y el cordón ha sido cortado. El procedimiento de colecta no interfiere de manera alguna con el alumbramiento y no presenta riesgos tanto para la mamá como para el recién nacido.

¿Cuáles podrían ser los nuevos usos de la sangre de cordón?

La sangre del cordón umbilical se utilizó por primera vez hace más de 30 años como fuente de células madre hematopoyética para tratar a un paciente con anemia de Fanconi (trastorno hereditario raro donde no se producen suficientes células sanguíneas). A la fecha se han realizado más de 35.000 trasplantes de sangre de cordón a nivel mundial.

Sin embargo, las células madre hematopoyéticas “no son las únicas células en el cordón umbilical con potencial terapéutico”, detalla José Parraguez, director técnico de Vidacel.

La identificación de otros tipos de células en la sangre de cordón, diferentes a las células madre hematopoyéticas, ha despertado nuevamente un gran interés en el uso de la sangre de cordón umbilical como terapia.

“Los resultados de los ensayos clínicos sugieren que, una infusión de sangre de cordón ayuda a disminuir los síntomas de varias enfermedades neurológicas como la parálisis cerebral o ACV, entre otras”, asegura el doctor ciencias.

En este contexto y a propósito de la celebración del Día internacional de la Sangre de Cordón, Vidacel realizará un webinar este lunes 15 de noviembre, en que sus especialistas abordarán los nuevos usos que se puede dar a este material biológico y qué se hace actualmente con la sangre de cordón que, para muchos, es tan solo un desecho biológico, pero que, sin duda, significa un tesoro invaluable para muchas familias.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.