Llaman a crear un programa de salud mental para las y los trabajadores del área de la salud

Un respaldo unánime obtuvo la resolución 1113 en la Sala de la Cámara de Diputados y Diputadas. A través de ella se solicita al presidente de la República que, por intermedio del Ministerio de Salud, potencie e implemente un programa de salud mental. Este estaría dirigido, particularmente, para las y los trabajadores del área de la salud en el contexto de la pandemia por Covid-19.

Se plantea dar continuidad a la atención psicológica y de psicofármacos, vía telemedicina, para el personal de salud que lo requiera. Del mismo modo, garantizar la atención frente a problemas nuevos en esta área. Por ejemplo, se estima necesario observar la evidencia de un consumo problemático de alcohol y de drogas. Igualmente, atender trastornos ansiosos y otros que se asocien a la ideación suicida.

Conjuntamente, se propone considerar mecanismos facilitadores para quienes sean responsables de personas en situación de discapacidad física o mental. Además, dar apoyo y acompañamiento a las jefaturas de distintos niveles de la red de salud que refuerce la estrategia del Ministerio de Salud.

Otras consideraciones

Entre otras ideas, se llama a diseñar, en conjunto con Sociedades Científicas vinculadas a la salud mental, modelos para el apoyo que pueden realizar los Servicios de Salud Mental en centros de mayor complejidad a las unidades más sobrecargadas asistencialmente durante la pandemia.

Finalmente, se estima que el programa debiera activarse en el caso de otra pandemia u otra emergencia. Ello, en el entendido que genere un colapso en la red asistencial y requiera esfuerzos activos para la protección de la salud mental de los equipos de salud.

La idea corresponde a un planteamiento de las y los diputados Diego Ibáñez (PCS), Gabriel Boric (PCS), Juan Luis Castro (PS), Daniella Cicardini (PS), Miguel Crispi (RD), Catalina Del Real (RN), Sebastián Keitel (Evópoli) y Carolina Marzán (PPD), más los exdiputados Jaime Bellolio y Marcela Sabat.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).