A no descuidar la salud bucal durante las vacaciones de verano

En periodo de vacaciones las personas tienden a descuidar su salud bucal, lo que, de no tratar a tiempo, puede acarrear una serie de complicaciones y enfermedades bucodentales. Problemas como la acumulación de placa bacteriana, halitosis, hipersensibilidad dental e incluso traumatismos dentales suelen manifestarse en esa temporada.

La Dra. Valentina Robles Oneto, odontóloga de la Clínica Santa Blanca, menciona que en esta temporada del año “las personas tienen cambios de hábitos alimenticios y de higiene que afectan a la salud bucal, provocando principalmente variaciones en el pH de la boca, aparición de caries, halitosis e hipersensibilidad dentaria”.

Estos problemas se producen, por una parte, por el desorden alimenticio tanto en los horarios de comidas como en la variación de alimentos que se consumen. Así, el incremento de alimentos con azúcar refinada, bebidas carbonatadas y alcohólicas modifican el pH de la boca volviéndolo más ácido y disminuyendo la secreción de la saliva, lo que impacta de forma significativa en la salud oral.

“Una de las grandes funciones de la saliva es el arrastre y regulación del pH de la boca. Cuando hay menos saliva, las bacterias están como en un momento feliz en donde pueden actuar mucho más rápido y dañar el diente”, explica la odontóloga de la Universidad de Los Andes. A ello, se suma que los dientes, al estar más expuestos a este pH ácido, se vuelven más hipersensibles y desmineralización lo que provoca un desgaste más rápido de los dientes.

No hay que dejar de lado que los hábitos de higiene también se desordenan, lo que también daña la salud bucal. Al no cepillar correctamente después de comer, los alimentos de quedan por más tiempo en la boca formando caries en la cavidad bucal, lo que, de no tratarse a tiempo, pude atraer problemas bucodentales como enfermedades periodontales y debilitamiento de los dientes, haciéndolos más propensos a traumas dentales fracturas o pérdida de piezas.

Señales de problemas bucales

Ante la posibilidad de complicaciones en la cavidad bucal, la Dra. Robles es clara respecto a las señales que indican que existe un problema. Una de ellas es el sangramiento de encías, lo que pude significar un problema periodontal. “No se tiene que normalizar es el sangramiento de las encías. Este se produce cuando la encía está inflamada producto de un cuerpo extraño, formando placa bacteriana que inflama las encías”, indica la experta.

El segundo signo para observar es la halitosis (mal aliento). “Si encontramos que a pesar de lavarse los dientes hay mal aliento, puede haber algún desarrollo también de enfermedad periodontal, que es la enfermedad de las encías o de caries. Las bacterias eliminan gases que provocan el mal aliento. Se debe acudir a un odontólogo para revisar y comenzar tratamiento”, puntualiza la Dra. Robles.

Otro signo es que, al consumir alimentos muy fríos o muy calientes, se siente una corriente breve pero intensa y dolorosa, que es la hipersensibilidad. “Ahí también significa que estamos teniendo algún proceso de desmineralización más acelerada de los dientes”, advierte.

En caso de sufrir un trauma dental, la especialista especifica que se debe acudir a una atención odontológica de urgencia dentro de las tres horas ocurrido el trauma. “Si se te cayó o salió el diente completo, tratar de no manipularlo tanto, siempre desde la corona del diente, y mantenerlo en un vaso de leche o en la misma saliva para proceder con la implantación del diente”, alerta.

En caso de una fractura, tratar de no moverlo y recuperar el pedacito de diente. “En caso de mucho sangramiento comprimir”, recomienda la odontóloga.

Recomendaciones para salud bucal en vacaciones

Para la especialista, lo básico es mantener los hábitos de higiene bucal durante el periodo de vacaciones. “Por lo menos respetar los cepillados de la mañana y la noche, que son los horarios críticos para que podamos mantener una buena higiene y prevenir estas en desarrollo de estas enfermedades”, advierte. También es importante beber suficiente agua durante el día para que la secreción salival aumente y así se regule el pH.

Las otras medidas que se pueden complementar para mantener la higiene bucal son: establecer horarios de alimentación en el día, regular la ingesta de alcohol y dormir bien.

 

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.