Una mejor adherencia a los medicamentos puede ayudarlo a mantenerse saludable

Un medicamento solo lo mantiene saludable si lo toma. A pesar de los numerosos avances médicos y los nuevos lanzamientos de medicamentos, el control de las enfermedades crónicas no ha mejorado, situación que está principalmente relacionada con la baja adherencia a tratamientos médicos.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la adherencia farmacológica es definida como el grado en que el paciente sigue sus instrucciones médicas. A nivel mundial, aproximadamente un 50% de los pacientes no mantiene la adherencia  a sus tratamientos farmacológicos2, lo que se ha convertido en un desafío médico de cara al cuidado de la salud de las personas. Asimismo, la OMS indica que muchos pacientes con enfermedades crónicas, como asma, hipertensión, diabetes e infección por VIH/Sida, tienen dificultad para adherirse a los tratamientos médicos indicados por su especialista de salud. De acuerdo a datos de la Universidad San Sebastián, en Chile, por ejemplo, únicamente un 36% de los pacientes con diabetes, presenta un buen control metabólico.

Estas impactantes estadísticas, llevan a los especialistas médicos a reformular la forma de tratar las enfermedades y conectar con los pacientes de una manera mucho más cercana.

Tratamiento de «la otra mitad de los pacientes»

La población mundial está envejeciendo. Con la edad, aumenta la probabilidad de padecer enfermedades crónicas . Las enfermedades no transmisibles son las responsable de que aproximadamente 41 millones de personas fallezcan cada año. Tres cuartas partes de estas ENT mundiales se producen en países de ingresos bajos y medianos. La Dra. Lorena Galeotti, Directora Médica de Abbott, comenta que “cada año, se lanzan nuevos medicamentos con mayor eficacia para ayudar a controlar las enfermedades no transmisibles4, sin embargo, en muchos casos los mismos no son adquiridos por los pacientes, o no se mantiene una correcta adherencia al tratamiento, lo que indudablemente contribuye a que se siga incrementado la incidencia de enfermedades crónicas a nivel mundial”.

Al respecto, la Dra. María Virginia Araya, cardióloga en el Centro Médico Iquique, explica que “la adherencia representa uno de los principales retos a los que se enfrentan los especialistas médicos, ya que la falta de cumplimiento terapéutico a largo plazo puede generar consecuencias en el deterioro de la salud de personas con patologías crónicas, incrementando los grados de discapacidad, ingresos hospitalarios frecuentes, aumento de la mortalidad, entre otros.”

Estudios sobre la adherencia, explican que existen factores modificables como lo es el conocimiento,  el apoyo del especialista de salud y familiares o cuidadores. Sin embargo, también existen factores no modificables que inciden en la adherencia a tratamientos, tales como la edad, el género y la condición socioeconómica.

“Las razones de la baja adherencia a tratamientos son complejas, muchos pacientes no pueden o no toman los medicamentos de manera adecuada debido a impedimentos físicos y o mentales (como los olvidos). En algunos casos esto está asociado a creencias y a preocupaciones sobre el medicamento en sí y sus posibles efectos secundarios, sin embargo, también tiene un impacto importante su cultura y la información que han leído en internet”, comenta la Dra. Galeotti. Sumado a todo lo anterior, existe un factor importantísimo para lograr la adherencia a los tratamientos, el cual es la motivación.

La buena salud no es sólo tratar enfermedades, sino tratar a las personas y mantener una relación de apoyo con ellas de forma diaria para velar por su salud y entender cuál es la dificultad individual de cada una.

“Una  buena relación entre el médico y el paciente es fundamental para educar a la persona sobre su patología y beneficios de seguir con un tratamiento médico. Es muy importante fomentar la motivación del paciente, que impactará directamente en su comportamiento frente al tratamiento”, comenta la Dra. Araya. Puntualiza que “El especialista en salud debe comprender por qué las personas tienen miedo, no pueden o no quieren tomar sus medicamentos y validar si se puede hacer algo para ayudarlos a sentirse más cómodos”.

Garantizar que las personas obtengan el mejor resultado posible con el tratamiento médico indicado es uno de los focos de la salud a nivel mundial, y para ello, es fundamental que los pacientes formen parte del proceso en la toma de decisiones, en el control de la enfermedad y en comprender la importancia de tomar sus medicamentos de manera correcta, ya que esto les permitirá mantenerse saludables y vivir la vida de la mejor forma posible.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

El Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) realizó una investigación sobre la sostenibilidad de la dieta chilena, arrojando que la alimentación de cada persona produce diariamente 4,67 kg CO2eq y un consumo de 4.177 litros de agua. Estos valores estarían por sobre las medias mundiales por persona/día (780 litros).