Cómo la tecnología médica ayuda a diferenciar el COVID-19 de la influenza en el actual contexto de pandemia

El 2022 se inició con un fuerte foco en la influenza debido a que se reportaron casos en diversos países que dieron positivo tanto al virus SARS-CoV-2 como al de la influenza al mismo tiempo, y Chile no ha sido la excepción. Especialistas como Alexis Opazo, bioquímico y microbiólogo del Laboratorio Clínico del Hospital Regional de Antofagasta, afirma que ya se han registrado este tipo de casos en el país y asegura que “la coinfección del virus SARS- CoV-2 e influenza no es algo raro, también hemos observado algunos casos de este tipo en nuestra realidad hospitalaria y suelen ocasionar cuadros clínicos un poco más severos”.

El especialista declara que debido a las complicaciones en las personas que puede representar esta doble infección es muy relevante poder detectar e identificar la presencia de estos virus. Por ello, destaca que “las pruebas para su detección son relativamente nuevas, antes no se contaba con la tecnología con este nivel de sensibilidad para identificar ambos virus. Si bien contábamos con la tecnología inicial, los diversos fabricantes han trabajado para liberar nuevos kits de detección de virus y han ido perfeccionando aún más y mejorando mucho el tiempo de respuesta de todas estas pruebas”.

En ese sentido, es importante conocer que en Chile existe una prueba de PCR en tiempo real para detectar ambas enfermedades, y a través de un solo hisopado nasofaríngeo. Este test llamado BD MAX Flu COVID está presente en varios establecimientos de salud en Chile y en menos de tres horas puede clarificar la causa de los síntomas respiratorios. Algunos de los principales centros de salud que disponen de la prueba Flu COVID son el Hospital Regional de Antofagasta, la Clínica Cellys, los centros Red Salud, Hospital Sótero del Río, Hospital La Florida, Hospital San Fernando y Hospital Víctor Ríos Ruiz.

Es importante resaltar que es difícil diferenciar entre la influenza y el COVID-19 solo por los síntomas, pues la sintomatología es muy similar entre ambas enfermedades. Fiebre o sentirse afiebrado, tener escalofríos, tos, dificultad para respirar o sensación de falta el aire, fatiga, dolor de garganta, mucosidad nasal, dolor muscular, dolor de cabeza, cambio o pérdida del gusto o el olfato, son algunos de los síntomas que pueden presentarse al padecer COVID-19 o influenza, según describe el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Por ello, el especialista destaca que “es importante que si las personas cuentan con estos síntomas vayan a testearse a un centro de salud para poder discriminar el patógeno que pudiera estar afectándolas. Es relevante hacer esa diferencia, porque la influenza es mucho más conocida por el personal médico y su manejo y tratamiento es distinto al de una infección por coronavirus”.

El bioquímico y microbiólogo también resaltó que “gracias a los avances tecnológicos que han tenido las pruebas para detectar el COVID-19, como centro de salud podemos entregar un diagnóstico mucho más rápido y seguro al paciente, pues las pruebas PCR poseen más del 95% de sensibilidad y alrededor de un 98% de especificidad, lo que asegura mucho más el pronóstico final del paciente y su manejo clínico”.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

Muchos han planteado la hipótesis de que las bacterias y otros microorganismos vivos "amigables" consumidos a través de la dieta pueden desempeñar un papel importante en la salud. Es probable que la reducción en el consumo de microbios en la dieta haya contribuido a una microbiota intestinal "empobrecida", lo que puede conducir a un desarrollo inadecuado del sistema inmunitario y a un aumento de las enfermedades crónicas, entre otros resultados negativos para la salud. Un grupo de científicos completó la primera estimación a gran escala de cuántos microbios vivos consumen diariamente los estadounidenses. Los resultados se publican en el Journal of Nutrition.
Las personas que responden mucho a los alimentos perdieron más peso y, lo que es más importante, tuvieron más éxito en mantener las libras usando una nueva intervención alternativa para bajar de peso que tiene como objetivo mejorar la respuesta de una persona a las señales internas de hambre y su capacidad para resistir los alimentos, informó un equipo dirigido por expertos de la Universidad de California en San Diego en la edición en línea del 18 de mayo de 2022 de JAMA Network Open.
La investigación, dirigida por el Murdoch Children's Research Institute (MCRI) y publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, encontró que el parto por cesárea, ya sea con o sin trabajo de parto, electivo o de emergencia, en comparación con el parto vaginal no tiene impacto en la probabilidad de alergia alimentaria a los 12 meses de edad. El estudio señaló que, del 30 por ciento nacido por cesárea, el 12,7 por ciento tenía alergia alimentaria en comparación con el 13,2 por ciento nacido por vía vaginal.
La monitorización de fármacos terapéuticos (TDM) se refiere al principio de utilizar concentraciones sanguíneas de productos biofarmacéuticos para guiar las decisiones terapéuticas. EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones de Reumatología, ha desarrollado un conjunto de nuevos "puntos a considerar" para apoyar la TDM en personas con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas inflamatorias.