Cómo la tecnología médica ayuda a diferenciar el COVID-19 de la influenza en el actual contexto de pandemia

El 2022 se inició con un fuerte foco en la influenza debido a que se reportaron casos en diversos países que dieron positivo tanto al virus SARS-CoV-2 como al de la influenza al mismo tiempo, y Chile no ha sido la excepción. Especialistas como Alexis Opazo, bioquímico y microbiólogo del Laboratorio Clínico del Hospital Regional de Antofagasta, afirma que ya se han registrado este tipo de casos en el país y asegura que “la coinfección del virus SARS- CoV-2 e influenza no es algo raro, también hemos observado algunos casos de este tipo en nuestra realidad hospitalaria y suelen ocasionar cuadros clínicos un poco más severos”.

El especialista declara que debido a las complicaciones en las personas que puede representar esta doble infección es muy relevante poder detectar e identificar la presencia de estos virus. Por ello, destaca que “las pruebas para su detección son relativamente nuevas, antes no se contaba con la tecnología con este nivel de sensibilidad para identificar ambos virus. Si bien contábamos con la tecnología inicial, los diversos fabricantes han trabajado para liberar nuevos kits de detección de virus y han ido perfeccionando aún más y mejorando mucho el tiempo de respuesta de todas estas pruebas”.

En ese sentido, es importante conocer que en Chile existe una prueba de PCR en tiempo real para detectar ambas enfermedades, y a través de un solo hisopado nasofaríngeo. Este test llamado BD MAX Flu COVID está presente en varios establecimientos de salud en Chile y en menos de tres horas puede clarificar la causa de los síntomas respiratorios. Algunos de los principales centros de salud que disponen de la prueba Flu COVID son el Hospital Regional de Antofagasta, la Clínica Cellys, los centros Red Salud, Hospital Sótero del Río, Hospital La Florida, Hospital San Fernando y Hospital Víctor Ríos Ruiz.

Es importante resaltar que es difícil diferenciar entre la influenza y el COVID-19 solo por los síntomas, pues la sintomatología es muy similar entre ambas enfermedades. Fiebre o sentirse afiebrado, tener escalofríos, tos, dificultad para respirar o sensación de falta el aire, fatiga, dolor de garganta, mucosidad nasal, dolor muscular, dolor de cabeza, cambio o pérdida del gusto o el olfato, son algunos de los síntomas que pueden presentarse al padecer COVID-19 o influenza, según describe el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Por ello, el especialista destaca que “es importante que si las personas cuentan con estos síntomas vayan a testearse a un centro de salud para poder discriminar el patógeno que pudiera estar afectándolas. Es relevante hacer esa diferencia, porque la influenza es mucho más conocida por el personal médico y su manejo y tratamiento es distinto al de una infección por coronavirus”.

El bioquímico y microbiólogo también resaltó que “gracias a los avances tecnológicos que han tenido las pruebas para detectar el COVID-19, como centro de salud podemos entregar un diagnóstico mucho más rápido y seguro al paciente, pues las pruebas PCR poseen más del 95% de sensibilidad y alrededor de un 98% de especificidad, lo que asegura mucho más el pronóstico final del paciente y su manejo clínico”.

Compartir este artículo

Artículos relacionados

La convocatoria incluye a todas las personas desde los 60 años de edad, al personal de salud, las personas inmunocomprometidas y pacientes crónicos desde los 12 años de edad, y para la próxima semana que inicia el lunes 5 de diciembre están convocadas las personas priorizadas que hayan recibido al menos una dosis de refuerzo hasta el 19 de junio de este año.